385 Grados
Opinión

La pírrica oposición que quiere encabezar Anabell, Adriana y Minerva

El Peregrino

Abel Flores/ Qué tienen en común Anabell Ávalos, Adriana Dávila y Minerva Hernández…diría que muchas cosas, entre ellas, la corrupción, el robo al erario, y la desvergüenza.

Recientemente hemos visto a través de los medios de comunicación que la expresidenta municipal de Tlaxcala Anabell Ávalos Zempoalteca inició su “gira de agradecimiento” en diversos puntos del estado, para según ella corresponder al apoyo que tuvo de diversos grupos y asociaciones en su campaña a la gubernatura estatal.

Creo que lo que quisiéramos ver los tlaxcaltecas en lugar de una gira de agradecimiento es que nos explicara la estela de corrupción y destrucción que dejó en el ayuntamiento capitalino.

O ya se le olvidó las deudas millonarias que heredó a la actual administración; estaría perfecto que en esos recorridos nos pudiera aclarar por qué tenía a más de 100 aviadores en su nómina, entre los que figuraban políticos y sus más allegados a los cuales les daba un jugoso salario sin que se presentaran a trabajar.

Esto lo hacía mientras a sus empleados los trataba de forma despectiva y prepotente, les negaba pagos de aguinaldos y despedía injustificadamente.

De Minerva Hernández qué podemos decir, usted la recuerda porque traicionó al PRD en el 2010 cuando dicho Instituto Político la postuló como su candidata a la gubernatura de Tlaxcala; como vio que tenía nulas posibilidades de triunfar acabó declinando por el PAN y apoyando las aspiraciones de Adriana Dávila Fernández, claro no sin antes negociar unos buenos millones.

Ahora también la podemos ver activa en sus redes sociales, criticando todo lo que se mueve.

Pero Minerva Hernández tampoco nos ha explicado con lujo de detalle porqué en el 2020 el periodista Nino Canún la evidenció a ella y al ex gobernador del Estado Mariano González Zarur por estar supuestamente involucrados en lavado de dinero, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita al participar en el desvío de 650 millones para el financiamiento de campañas electorales priístas.

En su programa ¿Y usted qué opina?, Nino Canún, explicó cómo funcionaba la Operación Safiro y el mecanismo del desvío de fondos públicos de Chihuahua para las campañas del PRI, con el presunto contubernio del entonces dirigente del Revolucionario Institucional Manlio Fabio Beltrones.

Nos gustaría a los tlaxcaltecas que Minerva Hernández en sus redes sociales nos revele a fondo cómo de la noche a la mañana puede darse una vida de grandes lujos y de qué forma multiplicó sus propiedades.

Y por último Adriana Dávila, la verdad de la panista hay muy poco qué decir, pues todo le ha sido regalado, nunca ha ganado un puesto público con el voto de los tlaxcaltecas, sino por imposiciones de su propio partido.

Quizás Adriana Dávila está esperando que reformen la ley para que las gubernaturas se obtengan vía plurinominal, solo de esa forma podría acceder a la gubernatura de nuestro estado…

Vaya, esa es la oposición que según ya despertó…con esas cartas de recomendación mejor que siga durmiendo…

Nota: La opinión de los columnistas, no representa la opinión, ni la editorial de este medio de comunicación

Related posts

Opinión…El otro debate… el más importante con Abelardo Carro Nava

Redacción 385

La congruencia no es circunstancial y el respeto a la dignidad de las personas es un valor del PAN

Redacción 385

¿A qué le llama revalorización docente el Secretario?

385 Grados

Leave a Comment