385 Grados
Opinión

Luto

385 Grados / Adriana Dávila Fernández / Diputada federal / Reconozco que estoy triste, de luto. México no merece lo que está sucediendo. Cada vez es más frecuente testificar cómo las y los legisladores de Morena, obedientes a la petición de Palacio Nacional, se manifiestan en contra de discutir lo que más conviene a la población. En esta ocasión, se negaron a debatir las más de 380 reservas -todos los artículos- para no eliminar 109 fideicomisos. La extinción de estos afectará la ciencia y tecnología, la cultura, la educación, el deporte, la protección de defensores de derechos humanos y periodistas, la atención a las víctimas y el apoyo a damnificados por desastres naturales, entre otros.

Dejaron sin respuestas a los familiares de niños con cáncer, de personas desaparecidas, a institutos académicos, artistas, científicos y muchos más que manifestaron su inconformidad. Defiendo su interés por aportar y apoyar, por crear e innovar, por buscar la verdad y garantizar derechos.

Desde la oposición, además de algunos legisladores morenistas, ecologistas, petistas, se presentaron una a una las propuestas para manifestar el riesgo de su extinción, evidenciar el fallido Parlamento Abierto y señalar el incumplimiento «del compromiso asumido» para atender inquietudes muy específicas.

No hubo sorpresa alguna. Fieles a su estilo, la mayoría de los diputados morenistas y sus compañeros de farsa legislativa, retomaron el guion que se escucha cada mañana: «todo se hace para acabar con la corrupción y terminar con los intermediarios; que la secretaría de Hacienda cumpla con sus funciones».

¿Qué no se supone que después de dos años ya no hay corrupción? Palabrería hueca, después de enterarnos que al propio Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), le robaron lo que habían recuperado. Y ni así se justifica el atraco institucional que el gobierno de Morena le hizo a este país.

Mi solidaridad a aquellos que confiaron en la posibilidad de un cambio y hoy tienen desilusión e impotencia, por la cerrazón de los lacayos del Poder Legislativo que tuvieron miedo de rechazar los caprichos de un hombre sexenal y mejor le entregaron facultades para manejar recursos -la nada despreciable suma de casi 70 mil millones de pesos-,sin reglas ni transparencia. Sin duda, tarde que temprano enfrentarán el juicio de la historia.

Bajo ninguna circunstancia se puede entender el daño que han hecho quienes llegaron con la falsa bandera de “transformar por el bien de los pobres”. La extinción de estos fideicomisos es una puñalada a muchos queacompañaron la lucha de un hombre que prometió durante muchos años “justicia para todos”. Vaya forma de entender esta palabra.

Después de dos semanas de discusiones, se consumó la imposición de una mayoría necia, sorda y lo peor, muda para dar razones de fondo que justifiquen sus determinaciones. Imperó la sumisión ante la razón, que solo busca la apropiación de dinero público para los fines de su movimiento de destrucción nacional. Desaparecen los fideicomisos y se cierran los espacios para construir el porvenir.

Ni con todos los recursos públicos que han arrebatado de donde se ha podido se verá la eficacia de este gobierno, porque su único propósito es la política electoral y no la política pública; lo suyo es el clientelismo y el lucro con los grupos vulnerables. No hay interés en mejorar bienes y servicios públicos.

Hoy, en la Cámara de Diputados la negociación política para construir acuerdos en beneficio de las y los mexicanos está anulada, por una abrumadora mayoría de ciega obediencia a un solo hombre, ese que insulta y descalifica a la oposición y al que no comparte su visión.

Es triste ver que el servilismo útil y sin ética de las y los diputados que no utilizan el intelecto para asumir su responsabilidad, sólo contribuya al deterioro de las instituciones y al aniquilamiento patrimonial que mucho trabajo costó construir. Pero a pesar de lo sucedido, en Acción Nacional seguiremos en la lucha por defender lo que realmente importa.

Related posts

Hacer poco es mucho, pero la SEP no entiende esto

Gabriela Martínez

Opinión…El otro debate… el más importante con Abelardo Carro Nava

Redacción 385

La Casa del Jabonero…Tlaxcala y el 2021. Se ve lejano, pero el ajedrez está en marcha

Redacción 385

Leave a Comment