385 Grados
Opinión

Opinión 385… 1 de mayo

385 Grados / Tlaxcala / Aurora Arenillas / Llegó el Día del Trabajo y con ello una serie de demandas del sector.

Los dirigentes sindicales, fieles a la tradición de legitimar su posición frente a su gremio, sacaron filo a sus principales críticas a las autoridades.

Ahí vimos al Secretario General del Sindicato del Cecyte, Zenón Ramos, quien manifestó que no se permitirá la atomización sindical como estrategia para reducir al individualismo la interlocución laboral y quitar los derechos a los trabajadores.

Sin embargo, no lo vimos manifestándose en la sede del Congreso de la Unión cuando se aprobó la reforma laboral.

Eso sí, amagó con que, si el 15 de mayo aún no hay un nombramiento del Director General de este subsistema, recurrirán a un paro indefinido de labores en los 32 planteles del Cecyte y los 15 del Emsad. A pesar de que la administración del subsistema no tiene adeudo alguno con ellos.

También vimos activo a al líder de la sección 31 del SNTE, Demetrio Rivas, quien para quedar bien con los maestros se aventó la puntada de decir que nadie tiene derecho a exigir a los docentes tlaxcaltecas excelencia en su desempeño, pues -supuestamente- trabajan en condiciones precarias de capacitación, infraestructura y remuneraciones.

¿Qué pasa entonces con los miles de padres de familia, que pagan con sus impuestos el salario y prestaciones de los maestros? ¿Ellos no les pueden exigir calidad en su desempeño a favor de sus hijos?

¿Qué pasa entonces con los estudiantes, que son las personas que reciben directamente sus servicios? ¿Ellos tampoco pueden exigir un trabajo digno y comprometido con su formación para el futuro?

Demetrio Rivas peca de ingenuo cuando señala que los salarios del gremio son raquíticos, cuando el grueso vive muy bien, tienen autos y viajan, porque son de los pocos trabajadores privilegiados con 90 días de aguinaldo y muchos días de vacaciones. Y sobre la capacitación, es claro que, si su vocación es enseñar, deben hacer lo propio para prepararse y no solo esperar a que el gobierno los capacite.

Algunas centrales obreras también se manifestaron en contra de “la nefasta figura del outsourcing que nulifica los derechos laborales de los trabajadores”, y “la corrupción, como flagelo de las sociedades modernas y causa de la pobreza de los pueblos” Pidieron libertad sindical, que la reforma laboral sea acorde a los convenios de la OIT y un nuevo sistema de justicia laboral.

Curiosamente, son temas que caen en la esfera de competencia federal, y sobre los cuales no se identificaron señalamientos directos contra “ya saben quién”.

Por lo visto es más sencillo repartir culpas que asumir responsabilidades.

Comentarios: arenillas87@hotmail.com

Related posts

Apuntes… Con Claudio Cirio Romero

Redacción 385

Aquí Xicohténcatl… En el caso UAT, ¿quien miente?

Redacción 385

Materia oscura con Arturo Juárez

Redacción 385

Leave a Comment