385 Grados
Opinión

Opinión 385… 2018, año del Señor

385 Grados / Tlaxcala / Ranulfo Rojas Bretón / “Suyo es el tiempo y la eternidad a Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos”. Esta expresión pertenece al rito de bendición del cirio pascual en la vigilia de Pascua, y con este rito se manifiesta la convicción de la Iglesia de que el tiempo no solo es la medida que hay entre un antes y un después sino que es parte de la historia salvífica en la que Dios sigue actuando en la historia del hombre. Así que esperamos que en este año que comenzamos la voluntad de Dios se haga presente y los creyentes tratemos de hacer que “lo que Dios quiere” sea parte de nuestra tarea. Porque si bien Dios hará su parte, nosotros también tenemos que hacer la nuestra; no podemos dejarle toda la carga al Señor de la historia solo porque suyo es el tiempo, nosotros somos también “arquitectos de nuestro propio destino”.

728kona-banner
Una de las cosas que más nos cuesta al iniciar el año es el asunto económico, terminamos el año muy gastados y comenzamos el año sufriendo penurias. Esta situación ha tomado nombre y se llama la famosa “cuesta de enero” en la que normalmente sufrimos la cruda del exceso navideño en el que gastamos todo lo que teníamos y un poco más, con eso de que muchos ya tienen tarjetas bancarias y de tiendas comerciales, tal vez no hubo moderación en el gasto y el exceso se ve reflejado en los estados de cuentas o en los “pagos chiquitos” que se tendrán que hacer durante muchos meses. Cada vez me convenzo de que si en algo sufrimos es en la carencia de una educación para el uso correcto del dinero. Saber utilizar el dinero que de por sí es escaso es una gran necesidad. He seguido conferencias en la que se habla de saber administrar los ingresos sean pocos o muchos y la gente que sabe del tema habla así del uso que se debe dar al dinero y de cómo administrarlo. La mayoría coincide en aplicar algunas fórmulas, según los especialistas, de lo que ganes, por ejemplo, si ganas cien pesos así deberías distribuirlo:
10% ahórralo. Es decir, tenlo guardado y a la mano por si se ofrece alguna contingencia grave, pero no lo utilices por utilizarlo. Es para cuando el agua llega al cuello y de pronto necesitas dinero y no lo tienes.
10% inviértelo en tu formación o capacitación. Ve a un curso, cómprate un buen libro, asiste a conferencias, en fin, con este dinero prepárate mejor para la vida y especialmente para desarrollar tus capacidades y mejorar en lo que haces.
10% ocúpalo para darte un gusto. Cómprate algo que te guste, ve al cine, disfruta de una buena comida, es decir, consiéntete.
10% regálalo a alguien que lo necesite o dedícalo a una obra de caridad. Es dinero para los demás, no incluye alguien de la familia cercana, sino algún necesitado de la calle o alguna obra de tu barrio o de tu iglesia.
60% con este 60 vive, o sea paga tus alimentos, luz, agua, teléfono, gasto de la familia, etc.
La correcta distribución del dinero te ayudará a no sufrir de más porque te enseñará a no gastar por encima de lo que ganas, a saber invertir especialmente en lo que asegura más tu futuro y el de tu familia. La cultura de la prevención, algo tan escaso en nuestra cultura mexicana, es ahora una exigencia, especialmente hoy que los recursos son escasos, de hecho la economía se define como la administración de los “escasos” recursos. Porque si de por sí tenemos poco y ni eso poco sabemos ocupar será cada día más complicado. Si no queremos que enero sea una cuesta pesada de subir o tal como están las cosas, que todo el año no suframos en demasía, entonces sí que debemos tomar con seriedad el saber utilizar el poco dinero que llega a nuestras manos. Los tiempos no están para despilfarrar lo que llega a nuestros bolsillos.
Parece que hoy la educación del ahorro que nos enseñaban en la primaria hoy se vuelve una necesidad de primer orden.

Related posts

El Rincón del Oso…2018: dos senadores y más de diez aspirantes

Redacción 385

Opinión…LA RECTORÍA DE LA LABOR DE SEGURIDAD por Aurora Arenillas

Redacción 385

Opinión 385…Día del periodista en Tlaxcala por Yazmín Garnica

Redacción 385

Leave a Comment