385 Grados
Opinión

Apuntes… Maíz y amaranto desde Tlaxcala

Claudio Cirio Romero / Tlaxcala / Por una deformación fonética de los primeros españoles que llegaron a estas tierras, el nombre original de Texcallan, que quiere decir “lugar de riscos”, que pronunciaban Tlaxcallan, o sea “lugar de tortillas o pan de maíz” (en náhuatl la doble ele no se pronuncia como “ye”); nuestra entidad se denominó Tlaxcala.

728kona-banner
Independientemente de ello, estaba claro que como en todo el altiplano, el maíz era el alimento principal, que se cultivaba en la milpa, es decir el sembradío combinado de maíz, frijol y calabaza.
Así teniendo el maíz en el nombre de la entidad y pese a que los gobiernos neoliberales han desatendido el campo, como en todo el país, muchos campesinos se aprestan por estos días a piscar la mazorca, y guardarla para el autoconsumo. Cada vez menos, porque lamentablemente el capital que el campesino invierte en la tierra no se recupera frente a la competencia desleal del maíz exportado de Norteamérica.
Por ello resulta sumamente importante que organizaciones sociales como la Asociación Rural de Interés Colectivo en Defensa del Maíz Criollo, encabezado por Ana Lilia Rivera, organicen este viernes 17 de noviembre, en el zócalo de la ciudad capital del estado, la “Feria Nacional del Maíz Criollo y el Amaranto”.
Evento en el que, según una de las invitaciones que han circulado en las llamadas redes sociales, “…habrá exposiciones de maíces criollos o nativos, amaranto, productos, alimentos y artesanías.” Y se contará con la presencia de “productores de diferentes estados de la república para abordar la problemática actual y generar acuerdo para fortalecer la Soberanía Alimentaria de México.”
Se entiende así que tendremos un hermanamiento entre el maíz y el amaranto a través del compartir las experiencias de su cultivo y los problemas que han tenido que sortearse para hacer de estos productos alternativas para los campesinos mexicanos que no se arredran frente a la falta de apoyo gubernamental a su trabajo.
Por eso es que el Consejo Estatal de productores de Amaranto en Tlaxcala, el Proyecto de Desarrollo Rural Integral Vicente Guerrero, el Mercado Alternativo de Tlaxcala y el Grupo Local de Incidencia Política Tlaxcallan, han preparado un programa que además incluye gastronomía y ponencias sobre el tema.
Valga pensar o reflexionar un poco sobre el amaranto partiendo de “la alegría”. No el personaje que dirige el centro de comando de las emociones de una niña en la película de dibujos animados “Intensamente”, sino del dulce típico que nunca falta en las fiestas religioso-comunitarias. Esas deliciosas palanquetas de granos de amaranto prensado en miel que pueden combinarse con pepita de calabaza, nuez o pasas de uva.
Y de ahí pensar que el nombre de amaranto, viene del latín amarantus, a la vez tomado del griego, que significa “que no se marchita”. Lo que nos habla de una planta sumamente resistente que se ha constituido por lo menos en Tlaxcala en un cultivo alternativo al maíz, pensando en un fin más comercial. No somos doctos en la materia pero entendemos que siendo el amaranto de origen más bien hindú, el referente mesoamericano es el huautli, utilizado en las fiestas prehispánicas.
Según el estudio Análisis de la cadena del valor de amaranto en México, “Las más destacadas limitaciones en la cadena de valor de amaranto son la poca o nula vinculación entre investigación y las necesidades de los productores.” Además de que hace falta “Generar cultura de consumo. Se requiere una estrategia bien planificada, planteada en el Plan estratégico rector para toda la cadena, que incluya campañas de educación al cliente, para persuadir a los consumidores potenciales del valor nutricional, de identidad del amaranto, y nuevas prácticas de mercadeo.”
Seguro de cosas como estas se hablarán en el evento al que hacemos alusión o por lo menos eso pienso al recordar un diálogo entre Ana Lilia Rivera y José Antonio Álvarez Lima cuando aquella le entregara a este un producto de amaranto que la morenista está promocionando.
Yo digo que no hay que faltar. Ahí nos vemos.
Nota al margen. Importante ha sido la resolución de la Suprema Corte de Justicia, respecto a la obligación del legislativo federal de normar el gasto de los gobiernos en materia de publicidad por lo que hay que estar atento a sus repercusiones.
e- mail: ccirior@yahoo.com.mx
Twitter: @ccirior

Related posts

Apuntes… Con Claudio Cirio Romero

Redacción 385

Opinión 385… Torerías

385 Grados

Decisión 2018… Lorena, la impositora

Redacción 385

Leave a Comment