385 Grados
La casa del jabonero

La Casa del Jabonero…Los aciertos y los apuros de alcaldes en Tlaxcala

El manejo de la imagen de un gobierno no es nada fácil, sobre todo cuando son amenazados en su reputación por un suceso no previsto, o alguna acción que no le va a generar beneficios, sino un costo social.

Hay dos casos que me llaman la atención por que se han ido posicionando de forma positiva ante la opinión pública en las últimas semanas.

Ellos son Apizaco,  y Tlaxcala.

El primero con Anabell Avalos, pese a que no le asignaron ni un peso en recurso federal por fuego «amigo», ha hecho una labor interesante de atención personalizada que le ha dado resultados.

A través de su teléfono está atenta a cualquier denuncia y la atiende, algo que no hace la mayoría de sus homólogos.

Un caso que vino a poner a prueba a su gobierno, fue la granizada y tormenta que azotó la capital, y verla junto con su equipo en las calles dañadas, fue un signo de atención inmediata. Todos los directores fueron convocados para que acudieran y auxiliaran a la población, y aquel que no lo hiciera, tenía el riesgo de quedarse sin chamba.

Podríamos decir que la percepción la ganó y la tromba no la dejó damnificada.

El otro es el ayuntamiento de Apizaco, el cual apegado al plan de movilidad urbana, hizo el reordenamiento del estacionamiento público en la calle Aquiles Serdán y apertura de la misma en dos sentidos, la cual era un caos por parte de unidades del servicio público, y ninguna autoridad había resuelto al menos en 30 años.

El hecho le provocó percepción positiva al alcalde Julio Hernández Mejía, quien  se mostró firme en no dar marcha atrás, pese a las inconformidades de los transportistas.

Ambos tienen algo en común, sus aspiraciones políticas que saben deben ir respaldadas por hechos concretos, y que se hace camino al andar, y también se saben vender.

Anabell Avalos aspira a gobernar Tlaxcala con el PRI, y Julio Hernández Mejía a una diputación o senaduría en el PAN, ante la falta de liderazgos en su partido.

También podemos decir que no todo es perfecto en sus municipios, pues quejas hay como en todos, pero hay momentos claves que  son aprovechados.

Veremos si en los próximos meses no se decoloran.

Otro que también ha mandado señales de orden en su administración, es el alcalde perredista de Zacatelco, Tomás Orea Albarrán, quien maneja de forma eficaz su imagen apegado a un manual de identidad.

anabelljuliocesarapizacotomas

Hay alcaldes como el de Huamantla, Jorge Sánchez Jasso, que basta con salir a preguntar a la población, y existe un descontento generalizado por su pésimo gobierno.

Hasta el momento el señor no sabe comunicar cómo le hará para cumplir con sus 300 compromisos de gobierno, y sólo es famoso por mandar a golpear a los ambulantes, aparición de muertas, y lo más curioso, la percepción de que quien manda en ese municipio no es precisamente él, sino quien anda a su lado de forma cotidiana.

Algunos municipios como Panotla han sufrido crisis con la presencia de Eymard Grande Rodríguez en algunos tabledances, en donde apostaron a que se vaya borrando de la mente de sus gobernados.

Eymar Grande tiene el escaparate que le brinda ser el presidente de la Asociación Estatal de alcaldes perredistas, y ha vendido  de forma eficiente la gestión de recursos.

El panalista Bladimir Zainos pasó apuros con el despido de la encargada de la tesorería, quien lo acusó de actos de corrupción, lo cual fue contrastado con sendas denuncias penales entre ambos. El tema se ha ido diluyendo hasta que el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) y la Procuraduría General de Justicia (PGJE), emitan un dictamen.

Otros ediles como el de Altzayanca y El Carmen Tequequixtla también sufrieron con los atentados a sus cuerpos policiacos. pero al final más o menos enfrentaron la tormenta.

Chiautempan ha pasado apuros con el priísta Héctor Domínguez, pero poco a poco a ido enderezando el barco, y sus mensajes ahí van.

*******

Me lo contaron ayer...Ya varios se rasgan las vestiduras de quién ganó y quién perdió con el tema del plantón de 95 días de la FNERR que fue retirado frente a Palacio de Gobierno.  Unos dicen que a Marco Mena y Manuel Camacho los doblaron los normalistas, otros opinan que quienes doblegaron a los normalistas fueron el gobierno, pues al final se fueron caminando por su propio pie y voluntad propia,  y sin ningún compromiso firmado bajo el brazo, más que la promesa de atender sus peticiones y ser intermediario para canalizar los recursos al ayuntamiento para la construcción de la Casa del Estudiante.

La foto hubiera sido alumnos desalojados por la fuerza pública, pero fue todo lo contrario.

Yo digo que si hay un ganador, los turistas que visitan Tlaxcala y que se llevaban una deficiente imagen de Palacio, por el desorden del campamento.

Dicen que en la reunión de los estudiantes con la titular de la SEGOB, el mensaje fue claro, «Se pueden quedar 95 días más, y al final van a conseguir lo mismo, nada bajo presión». ¿Será?

Donde si  hay una percepción negativa es sobre inseguridad en Tlaxcala, y el tema va a crecer en los próximos días, pero eso es otra historia.

Related posts

La Casa del Jabonero… El nuevo fiscal de hierro ¿Acierto o desacierto?

Redacción 385

La Casa del Jabonero…La Comisión de Derechos Humanos en Tlaxcala y su manoseo

Redacción 385

La Casa del Jabonero…El PAC Tlaxcala y su alianza para 2018

Redacción 385

2 comments

Leave a Comment