385 Grados
La casa del jabonero

La Casa del Jabonero…La prensa en Tlaxcala y sus retos

 

Los medios de comunicación, al igual que los políticos y partidos enfrentan una batalla diaria por la credibilidad, y la apuesta por la preferencia ciudadana.

Los primeros para ganar votos, y seguir en cargos de elección popular y el presupuesto.

Los segundos para que los lean.

¿Por qué traigo a colación esto?

La percepción ciudadana en redes sociales y en cualquier café o punto de reunión, habla de una crisis de los medios de comunicación, y Tlaxcala no es la excepción.

Hay un dato reciente que me llama la atención, y esa es la encuesta del Centro de Estudios Electorales y de Opinión Pública (CEEOP) en colaboración con el portal Gentetlx.

Joel Paredes Olguín, Director del CEEOP revela en sus datos duros que la universidad pública, la iglesia católica, la iniciativa privada y el gremio magisterial son los grupos mejor evaluados en términos de confianza. Destacan en este aspecto la iglesia y la universidad pública, con niveles de confianza de más de 66% en el caso de la primera, y 55% en el caso de la UAT.

En contraparte, la procuración justicia, la función electoral y el organismo legislativo son, junto a los partidos políticos y las instituciones bancarias, los peor evaluados en cuanto a su confiabilidad.

En tanto, los medios de comunicación resultan con muy escasos márgenes de confianza: 63% de los entrevistados manifestaron tener poca o nula confianza en ellos.

Es insoslayable que –dada la función informativa que cumplen los medios—recuperar la confiabilidad en ellos es fundamental para elevar la percepción ciudadana de confiabilidad en el resto de las instituciones. Las redes sociales son los espacios privilegiados por los ciudadanos para informarse y transmitir información, y no los medios, narra el autor.

Hace unas semanas me senté con miembros de un grupo plural de un grupo de Facebook, en donde analizamos el tema de medios de comunicación, y me limité a decir que la sociedad ya está más informada, y es difícil engatusarla con publicación de mentiras. Inclusive, quien mienta puede ser denunciado penalmente y por la vía civil.

Comenté que cada medio es responsable de su línea editorial y de lo que publica, y cada lector es libre de elegir a quien lee, y a quien critica.

Vivimos en la era de la modernización digital, en donde una noticia se propaga en cuestión de segundos.

Algo muy importante es que la credibilidad no es una pomada que se compre en farmacias, sino el trabajo diario de cada medio.

La otra es darle voz a la ciudadanía, y que no tenga que pagar por salir en medios de comunicación tradicionales.

En otros países las asociaciones que se dedican a la rendición de cuentas por parte de los medios, tales como los defensores del pueblo y los consejos de prensa, también desempeñan un papel clave en la gobernanza de los medios de comunicación.

Cumplen la importante función de fomentar los debates dentro del sector de los medios de comunicación sobre las prácticas éticas y sus responsabilidades profesionales. De esa manera, pueden reforzar las normas profesionales internas de los medios y aumentar la confianza del público en la fiabilidad de la información que proporcionan.

Pero es no es todo, también se esboza una verdadera crisis de quienes hacen comunicación social desde las oficinas de prensa de cualquier nivel de gobierno, sobre todo de municipios.

Hay voceros que se avientan la puntada de hacer convenios, no para que les publiquen sus boletines, sino para que los protejan de “golpes”, y no saquen nada de sus alcaldes.

Por fortuna los casos son contados, y los medios de comunicación es difícil que admitan una situación de ese tipo.

Las redes sociales han venido a evitar la impunidad, pues si alguna autoridad se equivoca, estas sirven para exhibirlos, y los medios se ven obligados a retomar la información.

En las escuelas de periodismo también se viven retos ante la formación de periodistas y  voceros, pero esa es otra historia.

Ahí están pues los retos para quienes nos dedicamos a hacer periodismo en Tlaxcala.

No es descubrir el hilo negro, solo es percepción.

******

Me lo contaron ayer…Vientos de sucesión en la CEDH….Se ha comentado que un ex presidente de la CEDH opera a través de sus corifeos, aún empleados de la misma institución para seguir conservando la manipulación del órgano y presupuesto, con la segura perpetuación de sus incondicionales como una directora administrativa, a través de quien continúa con el manejo del presupuesto de la comisión.

Para ello maneja la terna de Salomón Amador González, Florencio Licona Perez y  Alma Karina Cuevas. A Favor de los primeros tiene operando políticamente dentro del Congreso al ex secretario de gobierno, Ernesto Ordoñez y para el segundo a un diputado del partido con color turquesa.

Por lo que hace a la señora de nombre Alma, se dice que opera sola, pero puede tropezar con su ambición,  pues además de haber impugnado el anterior proceso de designación para hacerle el favor al anterior presidente a fin de que permaneciera dos años más al frente de la institución, se comprometió con los actuales diputados a desistirse de la impugnación para recomponer el proceso y a cambio ser designada directora del instituto de capacitación del organismo y también, bajo la condición además de no participar en el actual proceso,  cosa que incumplió.

Related posts

La Casa del Jabonero: Los privilegios sindicales, el dedo en la llaga

Redacción 385

La Casa del Jabonero…El frente amplio del PRD y PAN al senado en Tlaxcala. Un hombre perredista y una mujer azul. ¿Será?  

Redacción 385

La Casa del Jabonero…Los mensajes y no mensajes de Ricardo Anaya en Tlaxcala

Redacción 385

4 comments

Leave a Comment