385 Grados
La casa del jabonero

La Casa del Jabonero…Seguridad y los primeros 100 días en Tlaxcala

“Cuando con el transcurso del tiempo la delincuencia «común», llega a tal extremo de «evolución» o «perfeccionamiento»; cuando rebasa los límites de control gubernamental; cuando establece líneas especiales de operación basadas en un sistema complejo, tipo empresarial, bien estructurado en su comisión; cuando persigue a través de determinadas acciones violentas la búsqueda del poder, ya sea político, económico o social, es cuando podemos decir, sin lugar a dudas, que estamos frente a un caso de delincuencia organizada”. Es una de las definiciones que se maneja sobre este tema.

En Tlaxcala estamos a 100 días que se cumpla el primer tramo de gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez, y la palabra “Delincuencia Organizada” se ha vuelto moda en el estado para algunos actores políticos que buscan golpes mediáticos.

¿Estamos tan mal como otros estados de la República?, donde a cierta hora ya no puedes salir a la calle con el temor de ser levantado.

Es cierto que hay cosas que antes no veíamos en Tlaxcala como asesinatos a plena luz del día, «huachicoleros», trata de personas, pero somos un estado que  aun vivimos  y podemos caminar en paz.

También es cierto que aunque no se compara con otros estados que están muy elevados en crímenes, la cifra de homicidios dolosos y ejecuciones vinculadas al crimen organizado creció 35 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado en el estado de Tlaxcala, según el Semáforo Delictivo, que mide la incidencia y variación de delitos de alto impacto basado en las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

De enero a marzo de 2017 ,  la entidad registró 27 homicidios dolosos, siete más que en 2016, lo que representa un incremento del 35 por ciento.

Para el Semáforo Delictivo, cinco homicidios de enero, y seis en febrero son “ejecuciones del crimen organizado”, aunque no precisa en que se basa para dichas afirmaciones.

 Otros delitos como el robo en carreteras y de vehículos son los que mayor incidencia tuvieron en los primeros tres meses del año, pues hubo un incremento de 50 por ciento en comparación con el mismo periodo en 2016.  En enero y febrero de 2017 ocurrieron 180 robos con violencia en carretera, cifra superior a los 128 que la entidad tuvo en los primeros tres meses del 2016.

En el argot policial se le denomina al efecto «Cucaracha» que se genera cuando se implementa algún operativo o dispositivo especial de seguridad en algún lugar o región especifico, buscando prevenir, combatir o inhibir la comisión de delitos, y con esto por lógica que el delincuente que logra evadirse cambie su lugar de acción, se cambia de domicilio, de ciudad, de estado.

Tlaxcala no está exento de ese efecto debido a que estamos cercanos a otros estados, y esto se vive todos los días, pero decir que los grupos criminales persiguen a través de determinadas acciones violentas la búsqueda del poder, ya sea político, económico o social, es muy aventurado.

Este es el escenario que recibe a los 100 primeros días del  gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien debo admitir , no evade el problema de la inseguridad y detalla acciones que permitan a los tlaxcaltecas recuperar ese estatus de seguridad.

En su primer encuentro con medios luego de su viaje a China, aseguró que su gobierno refuerza la vigilancia en las diversas regiones del estado, y la coordinación con otros estados, además que no descartó recurrir si es necesario al gobierno federal tanto en presencia si fuera el caso en algunas circunstancias, como en carácter operativo, a fin de mantener a Tlaxcala entre los estados más seguros del país.

mena

Otra cosa es cierta, no todo es responsabilidad del gobierno estatal o federal, pues los municipios tienen un papel primordial en la prevención del delito, y muchas veces son omisos en su papel. Bastaría investigar otros elementos en la ejecución de policías.

La sociedad juega un rol más importante que las autoridades en la prevención del delito, al igual que los medios de comunicación, pues la seguridad es tarea de todos.

Es increíble que Tlaxcala sea un estado pequeño en extensión territorial, y que en las comunidades existan casas de seguridad de tratantes, para secuestros, y nadie de los vecinos diga nada o reporte a la policía.

Recordar que la PGR clausuró en pleno centro del municipio de Santa Catarina Ayometla  un predio de más de 500 metros de longitud,  conocido como la Fortaleza, donde operaba como bunker de explotación  sexual para Estados Unidos. Lo más curioso es que tenía diez años como casa de seguridad destinada al delito de Trata de Personas, y nadie dice nada.

Si nosotros no empezamos a cuidarnos, y apoyar a las autoridades, cualquier día podemos ser víctimas de nuestra propia pereza.

Apenas hace siete días sostuve una plática en el programa radiofónico La Casa del Jabonero con José Carlos Gutiérrez, presidente de Coparmex Tlaxcala , quien aseguró que propuso al gobernador un esquema de vecino vigilante y se convierta en política pública en materia de seguridad, el cual es sencillo y que los vecinos se organicen en materia de prevención en defensa de sus espacios.

Fue muy claro, no se trata de sustituir al sistema de seguridad pública en el estado, sino coadyuvar a que entre todos hagamos a Tlaxcala más seguro.

Sabemos que la responsabilidad de la seguridad ciudadana recae en todas las instituciones públicas y la sociedad misma, pero particularmente en las primeras, por un mandato constitucional que asegura el orden interno de la nación. El Gobierno debe diseñar y estructurar los instrumentos y procedimientos legales que produzcan resultados concretos sobre la seguridad ciudadana, pero si no hay apoyo de la sociedad a las autoridades, de nada sirven las campañas contra la delincuencia en sus diversas modalidades.

Las manos no deben faltar para el gobernador, el presidente de tu comunidad,  tu alcalde, y  no sólo gritar como otros que somos víctimas de la delincuencia, pero no hacemos nada.

*****

Me lo contaron ayer…A los primeros 100 días de gobierno ya se manejan nombres de quienes podrían ser relevados, sobre todo aquellos que no son capaces de evitar escándalos en sus áreas.

En la Universidad Politécnica de Tlaxcala donde hasta el momento existen dudas sobre el ataque de un alumno a un profesor.  Ya está consignado el agresor, pero no conocemos las causas reales, pues en ninguna cabeza cuerda cabe que solo se haya tratado de una simple ocurrencia del estudiante. Siempre en estos casos casos pasa que a una reacción, hay una respuesta. Ya salió a la  luz pública en denuncia ciudadana en Radio Universidad que existió un presunto acoso sexual a la esposa de quien atacó.

Sin lugar a dudas que la autoridad ministerial tendrá que tomar en cuenta esta denuncia en la investigación abierto, pero lo cierto es que esto no justifica la agresión que puso en riesgo la vida de una persona, y de acuerdo a la ley, tiene que pagar una condena.

Related posts

La Casa del Jabonero…El PRI en Tlaxcala y la madre de todas las batallas

Redacción 385

La Casa del Jabonero…Los resbalones informativos de Gali y las campañas de odio

Redacción 385

La Casa del Jabonero…El nuevo pastor del PRI en Tlaxcala

Redacción 385

2 comments

Leave a Comment