385 Grados
La casa del jabonero

La Casa del Jabonero…Marco Mena y su comunicación en Tlaxcala

Llevamos más de 100 días y creo que es pertinente analizar el modelo de comunicación del gobierno de Tlaxcala.

En algunos municipios del estado ya se presentaron algunas crisis que ha evidenciado el pésimo manejo de la imagen del gobierno, y en otros ha tenido que salir el alcalde en turno a apagar el fuego.

A diferencia de lo que sucede en el mundo de las empresas y las marcas, donde es probable que se presente una crisis que las afecte, en el gobierno es seguro que se vivirán varias de estas etapas críticas en cada administración.

Las crisis en los negocios se reflejan en las caídas de las ventas, y sus consecuencias en los resultados de la empresa. En el gobierno, deriva en la afectación de la popularidad del gobernante, y en la salida de uno o varios funcionarios.

Creo que el gobernador Marco Antonio Mena no ha enfrentado una crisis que ponga en riesgo su administración, y ha vendido una imagen acorde a su eslogan de Construir y Crecer Juntos.

En lo político existe la percepción de que goza del respaldo de la confianza del gobierno federal, y muestra de ello es la reciente visita de 3 secretarios de estado en los últimos días como es el caso del titular de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kouribeña; del Infonavit, David Penchyna Grub; el secretario de Salud, José Narro; y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quienes hicieron un reconocimiento a su gobierno y prometieron más apoyo. También este lunes se reunió con el secretario  de Educación, Aurelio Nuño Mayer.

Estas visitas estuvieron precedidas de las aperturas de las tiendas Fábricas de Francia y Liverpool, empresas que evitarán fugas de recursos de los tlaxcaltecas que iban a Puebla o al DF.

Para variar hay que recordar la publicidad negativa sobre las  primeras escaleras eléctricas del estado, que le permitió al gobernador nadar en esas aguas turbulentas, y desde su Facebook personal posicionar mensajes sobre lo bonito que es vivir en Tlaxcala.

Para bien o para mal, el nombre de Marco Mena se ligó al de Tlaxcala, y en medios nacionales e internacionales se fijó la marca.

El Congreso de Tlaxcala está estable, y no hay problemas de ingobernabilidad en municipios.

Hay un tema de percepción de inseguridad en feminicidios y crímenes con violencia, algo que no pasaba en el estado, pero algo es cierto que no se puede descartar son los coletazos de la inseguridad de otros estados, o el efecto cucaracha.

Podríamos decir que hay inconformidad en el tema de percepción sobre materia de seguridad, luego del asesinato de un taxista, y el cuadro de una madre llorando por la muerte de su hijo, clamando justicia al gobernador Marco Mena, quien tuvo que salir a declarar para decir que no descansará hasta dar con los culpables.

Ahí está el meollo del asunto. ¿Por qué tiene que hacer todo el gobernador para controlar las crisis, cuando existe un procurador que tiene que enfrentar el problema y resolverlo.

Que me perdone el señor procurador, pero desde el domingo que apareció el cadáver del taxista, no vi estrategia de comunicación de una PGJE reunidos con los deudos para afirmarles que habrá justicia, pues todo se concretó a un escueto boletín.

Una de las tareas pendientes, y aunque no fue su año, es resolver también el homicidio de un taxista de Chiautempan a manos de cuatro sujetos que estaban vestidos de payasos. Ésto fue en septiembre del 2015.

Otro tema es la educación, y aunque sigo pensando que la designación de Manuel Camacho Higareda fue la correcta, de quien creo es un hombre preparado para el cargo, su modelo de comunicación no es eficiente.

Ver a un secretario de educación con su estrategia de salir en fotos abrazado y prácticamente sentado en el piso con niños, mientras frente a Palacio de Gobierno el campamento de estudiantes avanza metros y se apoderan de toda la explanada, son mensajes contradictorios.

El plantón tiene 70 días asentado en el zócalo de Tlaxcala que es zona de monumentos históricos resguardados por el INAH.

En el lugar hay colchones, casas para acampar, una cocina improvisada, manteados atados a las luminarias, y hasta una cancha de futbol y voleibol.

Pese a que el turismo tiene entrada libre a los murales de Palacio de Gobierno, la imagen que se llevan al ver el campamento no creo que sea la óptima.

Justas o no justas sus demandas, la imagen no es la adecuada.

El ex gobernador José Antonio Alvarez Lima tuvo un plantón similar, y tras la indiferencia gubernamental de no hacerles caso, el movimiento creció hasta tambalear su administración.

De qué  sirve tener a un gobernador preocupado por emitir mensajes positivos a sus electores, si sus funcionarios no se ponen las pilas y mandan señales de pasividad.

¿Dónde están? Los titulares de las dependencias, pues a excepción de Turismo, Segob, Economía, Educación, y Sepuede, parece que los demás no existen.

Algo que debe apretar el gobernador las tuercas a quienes hacen comunicación en las dependencias es que sean proactivos, y no reactivos en temas complicados.

El portavoz Carlos Villanueva, es otro que tiene que hacer su chamba con sus portavoces, pues debe recordar que no hay crisis pequeñas.

Por cierto será curioso conocer qué manuales de crisis y planes estratégicos de comunicación existen en las áreas de comunicación social del gobierno local. Es pregunta.

******

Me lo contaron ayer…Moviditos…Quien trae sudando la gota gorda a sus funcionarios es la alcaldesa capitalina Anabell Avalos, pues contrario a algunos presidentes municipales que se esconden de la prensa, la priísta tiene teléfono abierto y cualquier denuncia ciudadana la atiende de forma personal, y ordena a su personal resolver.

En relación al despido de un empleado que se fue de vacaciones a Europa a menos de tres meses de administración, la presidenta no se tentó el corazón y lo despidió.

Para unos es muestra de debilidad y abuso de poder de los derechos humanos de un subordinado, pero creo que para su equipo el mensaje fue contundente: No tolerará abusos, así sea personal o funcionarios de toda su confianza.  Al tiempo.

 

Related posts

La Casa del Jabonero…El PAN de Tlaxcala entre su canibalismo y sobrevivir

Redacción 385

La Casa del Jabonero: Marco y Mariano en el ritual anticipado de entrega del poder

Redacción 385

La Casa del Jabonero: Mariano y su sexto informe

Redacción 385

1 comment

Leave a Comment