385 Grados
Reportero Ciudadano

190 mil los pintores de «brocha gorda» en el país

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), al cuarto trimestre de 2016 son aproximadamente 190 mil los ocupados como pintores de brocha gorda en México.

Es una ocupación predominantemente masculina, pues 98 de cada 100 que la ejercen son hombres.  Hay 160 pintores de brocha gorda por cada 100 mil habitantes en la República Mexicana.

Son 17 las entidades que superan el promedio nacional antes mencionado; sobresalen Baja California Sur, Colima y Guanajuato con promedios de entre 320 y 375 pintores de brocha gorda por cada 100 mil habitantes.

Su edad promedio es de 41.5 años. Cuentan con 8.2 años de escolaridad en promedio (equivalente al segundo grado de secundaria). En promedio, laboran 41.1 horas a la semana y ganan 35.1 pesos por hora trabajada.

Durante siglos el hombre ha utilizado la pintura decorativa para enriquecer y embellecer sus casas. Por ejemplo, los antiguos egipcios utilizaban recubrimientos de temple a base de caseína, huevos, agua, goma arábiga y pigmentos minerales, óxidos de hierro, malaquita verde, amarillos a base de trisulfuro de arsénico, etcétera. En México, los pintores prehispánicos debieron tener una preparación especial para escoger los pigmentos y aplicarlos sobre los muros pulidos de sus edificaciones monumentales. Empleaban un considerable número de colores sacados de varias plantas, animales y sustancias minerales, así como tonos diferentes como producto de la mezcla de colores. [1]

El buen pintor tolteca (artista) de la tinta negra roja,

creador de cosas con el agua negra

El buen pintor: entendido, dios en su corazón,

que diviniza con su corazón a las cosas,

dialoga con su propio corazón.

En el México moderno, el Censo General de la República Mexicana de 1895, registró a 4 590 pintores decoradores, de los cuales 58.2% se concentraban en el Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco y Puebla. Posteriormente, el Censo General de Habitantes de 1921 reportó 2 509 bajo la denominación de yeseros y pintores decoradores.

El pintor de brocha gorda permite, con su trabajo, crear espacios luminosos y cómodos con el estilo que busca el cliente con ayuda de una gran variedad de colores y acabados.

El suyo, es un trabajo complejo y pesado que requiere de etapas: en una obra nueva es necesario que prepare con un buen sellador la superficie antes de aplicar la pintura; cuando se trata de repintar, debe lijar o quitar la pintura antigua existente y, a menudo, eliminar los defectos acumulados entre cada mano de pintura.

En ocasiones, cuando el trabajo lo amerita, trabaja muchos metros de altura, subido en una escalera o en un andamio de metal o madera y soga. Su tarea involucra movimientos repetitivos y posiciones incómodas.

Trabaja tanto en interiores como a la intemperie, distribuyendo de manera uniforme la pintura con una brocha gorda o  un rodillo por las superficies por arreglar o acondicionar, contratado por alguna constructora o por el inquilino de una vivienda.

Sus competencias técnicas son ubicar los materiales para la aplicación de la pintura o material de recubrimiento; medir y trazar las superficies en que trabajará; cubrir y proteger el área de trabajo y los objetos que deban permanecer en ella; en su caso, limpiar o retirar de la superficie restos de acabados anteriores; preparar o igualar la pintura o el material de recubrimiento; armar y/o construir andamios u otro tipo de artefactos que aseguren su integridad física; pintar o recubrir y; finalmente, limpiar la herramienta y equipo utilizado, así como el área de trabajo una vez realizada su labor.

Argentina y México son de los pocos países en que se celebra a estos ocupados: en el primero, cada 5 de septiembre y en el nuestro cada 1º de mayo. Para celebrar el Día de las y los pintores de brocha gorda, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mediante la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) con información del cuarto trimestre de 2016 y de la Encuesta Intercensal 2015, ofrece un panorama de los principales aspectos demográficos y sociales de estos ocupados, considerando su situación demográfica y social, condiciones de sus viviendas, aspectos laborales, de educación y servicios de salud, entre otros.

En la elaboración de este documento se consideró al grupo unitario 7135 del Sistema Nacional de Clasificación de Ocupaciones 2011 (SINCO), en que se clasifica a los ocupados de que trata el presente documento. Debe mencionarse que, por una parte, se incluye a los trabajadores que pintan líneas en el pavimento y, por otra, que se excluye a los que pintan señalamientos viales metálicos, puesto que se clasifican en el grupo 7213 Hojalateros, chaperos, latoneros, cobreros y pintores de metales, así como a los ayudantes de pintores que se clasifican en el grupo unitario 9221 Trabajadores de apoyo en la construcción.

 ASPECTOS SOCIALES Y DEMOGRÁFICOS

Personas ocupadas como pintores de brocha gorda.

En México, de acuerdo con la ENOE, al cuarto trimestre de 2016 la población con esta ocupación asciende a cerca de 190 mil personas, de las cuales 97.8% son hombres y 2.2% mujeres. Con respecto a 1990, en que se registraron aproximadamente 88 mil de estos ocupados, se tiene que han aumentado aproximadamente 116% en un lapso de 30 años, por lo que sigue siendo un oficio importante para la sociedad mexicana. Debe precisarse respecto a esto último que, a pesar de que el número de pintores de brocha gorda se duplicó en el lapso señalado (1990-2016), la proporción de estos trabajadores respecto a la población ocupada de 15 años y más es similar: en 1990 habían 38 por cada 100 mil ocupados y para el cuarto trimestre de 2016 la relación es de 37 por cada 100 mil ocupados.

Además, es importante conocer que de cada 10  trabajadores involucrados en los acabados dentro de la construcción, reparación y mantenimiento de edificaciones (entre los que se encuentran también los yeseros, instaladores de pisos, climas e impermeabilizantes y los plomeros), cinco son pintores de brocha gorda.

De cada mil ocupados en la República Mexicana, cuatro son pintores de brocha gorda. Ahora bien, por cada 100 mil habitantes hay 160 pintores de brocha gorda, promedio que es mayor en 17 entidades federativas, dentro de las cuales destacan Baja California Sur, Colima y Guanajuato que registran más de 300 de estos ocupados por cada 100 mil habitantes. En contraste, Campeche y Jalisco son los estados que registran los promedios más bajos con aproximadamente 30 personas con esta ocupación por cada 100 mil habitantes.

  Respecto a la distribución por entidad federativa, se tiene que cinco entidades (Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, México y Veracruz de Ignacio de la Llave) concentran 47% del total de estos trabajadores en el país.

Estructura por edad

La edad promedio de estos ocupados es de 41.5 años. Su estructura por grupos de edad evidencia que es una ocupación desarrollada principalmente por personas de 30 a 49 años de edad, pues 48 de cada 100 pintores de brocha gorda están en ese rango, ya que es una ocupación que demanda un gran esfuerzo físico y experiencia. Asimismo, un porcentaje importante de jóvenes se suma a esta ocupación, garantizando un necesario contingente de reemplazo.

Distribución porcentual de la población ocupada como pintor

de brocha gorda por grupos de edad, 2016

Situación conyugal

Respecto a su situación conyugal, de cada 100 pintores de brocha gorda, 70 tienen una relación marital, ya sea que estén casados (matrimonio) o que vivan con su pareja en unión libre (concubinato); 23 son solteros y siete están desunidos (divorciados, separados o viudos).

Nivel de escolaridad

Estos trabajadores cuentan con 8.2 años de escolaridad en promedio, lo que equivale a tener cubierto hasta el segundo año de secundaria dentro del nivel básico de educación. Su distribución por niveles educativos confirma este promedio, pues 37.5% de estos ocupados cuenta con estudios de secundaria. Similar proporción (34.5%), tiene primaria. Asimismo, se observa que 5.3% de los pintores de brocha gorda cuentan con estudios superiores.

CARACTERÍSTICAS DEL EMPLEO.
El principal sector donde se emplean los pintores de brocha gorda es el secundario con 85.8%, especialmente en el ramo de la construcción, aunque también se les encuentra en el terciario (servicios) con 13.6 por ciento.Sector de actividad

Su distribución por tipo de unidad económica es la siguiente: 75% están en el sector de los hogares, 17.6% se ocupan en empresas y negocios (especialmente en empresas constituidas en sociedad y corporaciones) y 7.4% en instituciones (predominantemente públicas).

En cuanto al tamaño de la unidad económica, 80.8% de los pintores de brocha gorda se ocupan en micronegocios (95% de ellos sin establecimiento), 6.5% en pequeños establecimientos, 3.6% en medianos establecimientos, 7.7% en grandes establecimientos y gobierno y 1.5% en otro tipo de unidad económica.

Posición en la ocupación

Entre los pintores de brocha gorda, 50.7% son subordinados y remunerados, 41.9% trabajan por su cuenta y 7.3% emplean a otros pintores. Cabe mencionar que, dentro de los que son subordinados y remunerados, 3.6% reciben percepciones no salariales, esto es, por medio de comisiones, honorarios, destajo, propinas, etcétera.

Jornada laboral.

Los ocupados como pintores de brocha gorda laboran en promedio 41.1 horas a la semana.

De acuerdo con la jornada laboral de estos ocupados, se tiene que 43.9% trabaja de 35 a 48 horas, 26.4% más de 48 horas, 24.9% de 15 a 34 horas y 4.8% menos de 15 horas semanales.

Respecto a los que son subordinados y remunerados, se observa que aumenta el número de horas trabajadas entre los que trabajan de 35 a 48 horas (51.6%) y más de 48 horas (37.6%).

En el caso de los pintores de brocha gorda que trabajan por su cuenta, predominan los que laboran menos de 35 horas (53.9%) a la semana.

Ingresos por trabajo

Las personas ocupadas como pintores de brocha gorda ganan en promedio 35.1 pesos por hora trabajada.

Si se considera el nivel de ingresos por salario mínimo mensual que perciben las personas con esta ocupación se tiene que, de cada 100 de ellos, 37 ganan más de dos y hasta tres salarios mínimos, 20 obtienen más de tres salarios mínimos, 31 más de uno y hasta dos salarios mínimos y 12 perciben hasta un salario mínimo.

Los pintores de brocha gorda que son subordinados y remunerados muestran mayores niveles de ingreso, pues de cada 10 de ellos, siete ganan más de dos salarios mínimos.

No así los que trabajan por su cuenta, pues de cada 10 de ellos, seis obtienen hasta dos salarios mínimos o menos, y cuatro más de dos.

Duración en el empleo

Los pintores de brocha gorda suelen mantenerse en su trabajo relativamente estables, ya que 63 de cada 100 han durado en su empleo más de tres años, 14 han permanecido entre uno y tres años, y los 23 restantes de uno a 12 meses.

Prestaciones.

De cada 100 de estos trabajadores que son subordinados y remunerados, 38 cuentan con la prestación de servicio médico.

Con relación a otro tipo de prestaciones, excluyendo el acceso a instituciones de salud, 41 de cada 100 de estos ocupados que son subordinados y remunerados tienen otras prestaciones como aguinaldo y vacaciones con goce de sueldo.

Asimismo, únicamente 29.6% de los pintores de brocha gorda que son subordinados y remunerados cuenta con un contrato escrito; de cada 100 de estos, 72 tienen contrato de base, planta o tiempo indefinido, en tanto que el resto únicamente temporal.

Industria de la pintura.

El oficio de los pintores de brocha gorda está estrechamente relacionado con la industria de la pintura. México, después de Brasil, es el segun­do mejor productor de pintura en Latinoamérica. En 2012 produjo 720 millones de litros de distin­tos recubrimientos y el valor del mercado de este sector fue de aproximadamente 32 mil millones de pesos. Esta producción representó un consumo per cápita de 5.6 litros.[9]

De acuerdo con el estudio Un perfil de la industria mexicana de pinturas, el consumo total de pinturas y recubrimientos en nuestro país llegó a 870 mil toneladas métricas en 2013, previéndose aumente a más de 998 mil toneladas métricas para 2018. Esto equivale a una tasa de crecimiento anual promedio de 2.9 por ciento.

Los dos principales motores para el mercado de pinturas y recubrimientos de México son la construcción y las empresas manufactureras locales, siendo el de los acabados de la construcción el de mayor demanda con el 70 por ciento.

Esta industria tiene 374 plantas en el país, 15 241 establecimientos  dedicados al comercio al por mayor (10.6%) y por menor (89.4%) de pintura, así como 307 que realizan trabajos de pintura y otros cubrimientos de paredes.

 CARACTERÍSTICAS DE LA VIVIENDA.

Con base en los datos de la Encuesta Intercensal 2015, se observa que las viviendas habitadas por los pintores de brocha gorda reúnen condiciones similares respecto al resto de los ocupados, pues:

  • En las paredes de las viviendas de los pintores de brocha gorda el uso de materiales sólidos como tabique, block, piedra, cantera, cemento o concreto, es de 91.3%, y para el resto de los ocupados de 88.7 por ciento.
  • Respecto a los pisos de las viviendas de los pintores de brocha gorda, 59.6% son de cemento o firme, mientras que 52.6% de las viviendas del resto de los ocupados se encuentra en esta situación.
  • En cuanto a los techos de las viviendas de estos ocupados, es común el uso de la losa de concreto o viguetas con bovedilla, pues se da en 75.8 por ciento de los casos, en tanto que para el resto de los ocupados es en 75.1 por ciento.

En cuanto al tipo de tenencia de la vivienda en la que residen, 62 de cada 100 pintores de brocha gorda tienen casa propia, proporción en seis puntos porcentuales inferior al que registran el resto de los ocupados (68 de cada 100).

Con respecto al pago de renta por la vivienda en que se habita, de cada 100 pintores de brocha gorda 18 destinan parte de su ingreso para cubrir el alquiler de su casa-habitación, situación en la que se encuentran 16 de cada 100 del resto de los ocupados.

Asimismo, 18 de cada 100 pintores de brocha gorda habitan en viviendas prestadas (14 de cada 100 para el resto de los ocupados)

[1]     Arthur J. O. Anderson. “Materiales colorantes prehispánicos”, Revista Estudios de cultura náhuatl. Consultada el 5 de abril de 2017 en: Con esta información, el INEGI brinda información para el conocimiento de la situación demográfica, social y laboral de la población ocupada en decorar e iluminar con colores los edificios y viviendas, entre otras estructuras, en la República Mexicana.

      http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn04/044.pdf

[2]     Ibídem, traducción de Miguel León Portilla, citada por el autor.

[3]     Los resultados y publicaciones de ambos censos se pueden consultar en la sección de Estadística de la página Web del INEGI en Internet, específicamente en el rubro de Fuente/Proyecto, en la siguiente dirección:

      http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/ccpv/default.aspx

[4]     Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales. Competencias de personas y perfiles ocupacionales sector construcción e inmobiliario, México, junio de 2012, CONOCER, Secretaría de Educación Pública, p. 38, consultado el 3 de marzo de 2017 en: http://www.conocer.gob.mx/perfiles_ocupacionales/pdf/construccion.pdf

[5]     La expresión alude a las “Unidades económicas no constituidas en sociedad, en el sector informal más las que realizan trabajo doméstico remunerado o agricultura de autosubsistencia. Véase Glosario de la ENOE en:

      http://www.beta.inegi.org.mx/app/glosario/default.html?p=EHENOE15mas

[6]     Micronegocios: Unidades económicas no agropecuarias dedicadas a la industria, comercio o servicios, cuyo tamaño no rebasa los siguientes límites: en la industria de 1 a 15 trabajadores, en el comercio de 1 a 5 trabajadores, en los servicios de 1 a 5 trabajadores. Pequeños establecimientos: de 16 a 50 trabajadores en la industria, de 6 a 15 en el comercio y de 6 a 50 en los servicios. Medianos establecimientos: de 51 a 250 trabajadores en la industria, de 16 a 250 en el comercio, y de 51 a 250 en los servicios. Grandes establecimientos: de 251 y más trabajadores en cualquier sector de la actividad económica. Gobierno: Oficinas y dependencias de los gobiernos: federal, estatal y municipal, Ciudad de México y sus delegaciones, dedicadas principalmente a la administración pública. Véase en:

      http://www3.inegi.org.mx/sistemas/glosario/default.aspx?clvglo=ehenoe&s=est&c=10842

[7]     Se considera que un trabajador labora jornadas completas cuando trabaja más de 35 horas a la semana.

[8]     INEGI, Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Primer trimestre de 2016.

[9]     Citados por Sofía Cruz conforme a datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Pinturas y Tintas (ANAFAPYT). Véase:, “Pinturas y recubrimientos Una industria boyante y colorida”, Mundo ferretero, 4 de marzo de 2015, consultado el 29 de marzo de 2017 en:

      http://www.mundoferretero.com.mx/index.php/ferreteria/item/163-pinturas-y-recubrimientos-una-industria-boyante-y-colorida#sthash.gSgguu3m.dpuf

[10]    COMEX. “Recubrimientos industriales: Un sector que impulsa al país”, Soluciones profesionales, no. 18, septiembre-octubre 2015, consultado el 30 de marzo de 2017 en:

      http://www.comex.com.mx/Content/Comex/Html/Images/pdfs/soluciones_18.pdf

[11]    Cruz, ibídem.

[12]    Ibídem.

[13]    INEGI. Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), información consultada el 30 de marzo de 2017 en: http://www.beta.inegi.org.mx/app/mapa/denue/default.aspx.

Related posts

Pro mire Sesa acciones de planificación familiar

Redacción 385

Sorprende a tlaxcaltecas visita fuera de agenda de Peña Nieto; en Ocotlán se deja querer

Redacción 385

Arde basurero clandestino en Tlaxcala

Redacción 385

1 comment

Leave a Comment