385 Grados
Tauromaquia

Impone Angelino su toreo en la Ranchero Aguilar

El pasado viernes, José Luis Angelino cortó cuatro orejas y se convirtió en indiscutible triunfador de la corrida nocturna celebrada en la capital de Tlaxcala, en la que reapareció formalmente Rafael Ortega, quien se llevó tres apéndices; y Pablo Hermoso de Mendoza una oreja.

468x60_agustin

Desde el primer toro, un cárdeno de Piedras Negras, al que decidido recibió a portagayola, Pepe Angelino banderilleó con lucimiento poniendo el público a su favor y con la muleta, confeccionó buenas series para cortar dos orejas.

Variado estuvo en el recibimiento al sexto con el que cerró plaza que tuvo calidad aunque poca fuerza y fue menos castigado, el torero nuevamente dejó ver sus deseos de agradar sin que decayera su ánimo sacando mayor partido del que se suponía, y como lo mató de otra buena estocada y también recibió dos apéndices,

Un orondo Rafael Ortega se mostró acartonado y poco acoplado al lancear, siendo breve el castigo en su primero, tras la insistencia del público el diestro llamado el «señor de los tres tercios» cubrió el segundo tercio con acierto, pero no más.

Apurado de facultades llegó el animal teniendo algo más de recorrido por el lado derecho; medio espadazo trasero hizo doblar y sin que hubiera petición le entregaron una oreja que arrojó al tendido tras los pitos.

Mejoró su desempeño de capa con el quinto de brío escaso, en banderillas hubo de todo y el trasteo fue para el graderío abusando de los desplantes y ahogamiento del burel; lo peor fue que le concedieron dos orejas después de un bajonazo.

El rejoneador Navarro enfrentó en principio a uno de Fernando de La Mora de poca codicia, lo enceló bien con la bandera de castigo, logrando quiebres que gustan mucho al igual que el toreo de costado con cercanía, regular fue la colocación de las banderillas para que dejara después medio rejón trasero. Le entregaron un apéndice de poco peso.

Al cuarto le realizó desplantes lucidos toreando bien a caballo como acostumbra, agregando evoluciones en corto terreno tras colocar banderillas, casi a toro parado falló con el rejón de muerte en dos ocasiones, terminando su labor con un tercero intento mal colocado pero mortal que mereció el silencio y comentarios agrios del respetable, que se desquitó con un benevolente y parcial juez.

Related posts

Angelino triunfa en su encerrona

Redacción 385

Hidalgo Tradición Taurina, una empresa con iniciativa

Redacción 385

Toros de Piedras Negras para este domingo en Teziutlán

Redacción 385

Leave a Comment