385 Grados
Región Sur

Culmina ancestral tradición en Tetlanohcan, ofrendas del ayuntamiento

92 ofrendas son las que las autoridades municipales ofrecieron a familiares de las personas extintas durante el año 2016. Por su parte, los anfitriones de las moradas recibieron con gusto los tributos recibidos y ofrecieron a los visitantes alimentos típicos como agradecimiento.

Siendo tradición presente y una costumbre arraigada en el municipio de San Francisco Tetlanohcan, autoridades del ayuntamiento, encabezado por el presidente Antonio Mendoza Papalotzi, entregaron el martes más de 90 ofrendas a las personas aecidas durante el año 2016, en donde el gabinete municipal se distribuyó para acudir a las 92 casas anfitrionas para brindar una ofrenda, en honor a los decesos registraron durante el año previo que reconoce la Juez de Registro Civil, Consuelo Rodríguez Zelocuatecatl.

En medio de una añeja tradición que se tiene en la región de más de 400 años en la historia del tiempo, recordando una transcendental costumbre entre los habitantes desde antes de la llegada de los españoles, como señala la cronista municipal, Laura Aracely Cuapio Saldaña.

La ofrenda está compuesta en la mayoría de los casos por un chiquihuite elaborado artesanalmente con carrizo u otate, alimentos del agrado del difunto, flores de cempasúchil y ceras, cuya tradición ha dejado huella en la comarca por generaciones desde hace siglos entre las familias.

En la entrega, los habitantes tanto desconocidos del acaecido como los vecinos, amigos y familiares, acuden a la casa de la de la ofrenda para honrrarle; por su parte los anfitriones colocan una cruz (mensaje) que se forma a base de flores de cempasúchitl (flor de muerto) para los difuntos adultos, flores blancas para los niños y en ocasiones moradas para despedirlos; en razón a los de muerte por accidente, la festividad inicia desde el 28 de octubre, día en que se “esperan”.

El último día de la entrega fue ayer 1 de noviembre, día en que funcionarios del ayuntamiento llevaron 77 ofrendas correspondientes a los difuntos mayores de edad del presente año, siendo este miércoles la fecha de despedida y “levantamiento de las ofrendas” por parte de los familiares, mientras que por la noche, pequeños grupos de infantes llamados “los osos” amenizan con música y danza las calles del municipio pidiendo la tradicional calaverita.

Related posts

Inicia alcalde de Zacatelco administración con entrega de obras y patrullas

Redacción 385

Impartirá en Apizaco taller de música el bajista de Santa Sabina

Redacción 385

Comienzan cursos de verano en Quilehtla

385 Grados

Leave a Comment