385 Grados
Reportajes Especiales

Aseguran en Tlaxcala y Estados Unidos a integrantes de una banda de tratantes que operaba en La Merced

La Operación «Tormenta» ejecutada por la Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos dio como resultado la captura de nueve mexicanos dedicados presuntamente a la trata sexual que operaban entre La Merced en la Ciudad de México y Nueva York durante los últimos 16 años.

Información publicada en El Universal revela que la cumplimentación de órdenes de detención con fines de extradición obtenidas por la PGR a solicitud del gobierno de Estados Unidos permitió la detención coordinada de cuatro hombres en Tenancingo, Tlaxcala, y dos más en Nueva York; uno más se encuentra prófugo.

Se informó que en agosto pasado lograron el arresto en Tepetzintla, comunidad perteneciente al municipio de San Juan Huactzinco, también en Tlaxcala, de tres personas vinculadas con el mismo caso.

Al anunciar la detención, el fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, dijo que:

«La suspuesta conducta de los delincuentes detenidos es brutal y depredadora. Ellos presuntamente violaron, golpearon, torturaron y esclavizaron a sus víctimas, con frecuencia menores de edad, a quienes separaron de sus familias por la fuerza”.

Resaltar que en Nueva York, autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) por sus siglas en inglés, implementaron un operativo en el que lograron detener a dos mexicanos vinculados a la misma situación.

El Departamento de Justicia destacó que los detenidos -que también serían integrantes de una familia, ya que coinciden en los apellidos-enfrentarán 21 cargos relativos a la trata sexual, conspiración y otros delitos relacionados; se prevé la aplicación de la pena máxima de cadena perpetua.

A los asegurados se les acusa de integrar una organización internacional dedicada al tráfico sexual; donde además se logró identificar a 14 victimas.

Se detalló que seis de los imputados, que fueron detenidos entre el 26 y 27 de octubre, como parte de una acción policíaca coordinada entre los dos países; los identificaron como Efraín -G-, «Chavito o Cepillo» de 41 años; Alan -R- alias «El Flaco» de 24; Pedro -R-de 37, y Emilio -R-, de 34, detenidos en México, mientras que Juan -R- el «Chegoya o El Güero» aún está prófugo. Los probables tratantes fueron identificados como Raúl -R- «Chicarcas o El Negro» de 32 años de edad, e Isaac -L- «Giro» de 34 años, quienes fueron arrestados en Estados Unidos.

Éstos últimos ya fueron presentados ante el juez magistrado Kevin Nathaniel Fox, del Distrito Sur de Nueva York, y la víspera fueron llevados ante el juez Andrew L. Carter Jr. del mismo distrito. Mediante comunicado, la Procuradora Lynch agradeció el apoyo y cooperación de la Procuraduría General de la República (PGR), por el esfuerzo en la lucha por combatir y erradicar el delito de trata, así como el apoyo hacia las víctimas.

“La trata de seres humanos es una práctica corrosiva y degradante que va contra el Estado de derecho y las normas más básicas de la dignidad humana. Esta acusación es otra muestra de la firme determinación de hacer que los tratantes respondan por sus crímenes abominables, y de nuestra sólida determinación por ayudar a que las víctimas sobrevivientes reclamen su futuro y reinicien una nueva vida. Quiero felicitar a nuestros socios mexicanos en el área de procuración de justicia por su compromiso en combatir la trata de personas. Agradecemos su colaboración continua en nuestros esfuerzos compartidos por acabar con la trata de personas en nuestras naciones”, dijo.

La información, que ya es de dominio público, señala que la red de trata inicia cuando un miembro de la organización se ‘involucra sentimentalmente’ con su víctima (la mayoría de veces menores de edad y en territorio mexicano), en donde se induce a la víctima a dejar a su familia; que una vez separada de su hogar, ésta es encerrada y abusada física o sexualmente. Según la investigación, ‘típicamente’ a las víctimas se les dice que su victimario debe grandes cantidades de dinero, por lo que tendrá que prostituirse para ayudar a pagar la deuda.

La publicación señala que las mujeres eran obligadas a prostituirse en el barrio de «La Merced» de la Ciudad de México, donde en promedio tenían relaciones sexuales con 20 o 40 hombres al día y donde casi siempre eran obligadas a entregar todo el dinero obtenido.

Luego de explotarlas en México por algún tiempo eran enviadas ilegalmente a los Estados Unidos y allá en uno o varios apartamentos de la «Gran Manzana» se les prohibía que se comunicaran entre ellas, además de ejercer violencia física, sexual, amenazas, mentiras y presiones para forzarlas a seguir en la prostitución.

En la mayoría de los casos, revela la nota, el tratante daría a la víctima información de contactos para “buscar trabajo” generalmente en prostíbulos o en “servicios de entrega”. Un chofer entregaría a la víctima en la casa de un cliente, ubicada generalmente en Nueva York y estados vecinos. Cada cliente, por lo general, pagaba entre 30 o 35 dólares por 15 minutos de sexo, en donde el chofer se llevaba la mitad del pago, sólo por el traslado, y el resto se le entregaba a la víctima para el tratante.

Los delincuentes con frecuencia enviaban o hacían que las víctimas enviaran vía electrónica parte de las ganancias de la prostitución a familiares y socios de los tratantes en México. Estas transferencias darían asistencia financiera a las familias de los delincuentes y apoyo financiero a ellos mismos si regresaban a México.

Sobre la acción binacional, la PGR informó que en una primera fase del operativo personal de las Divisiones de Gendarmería y Científica de la Policía Federal (PF) junto a elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), adscritos a Interpol México, detuvieron en agosto a dos hombres y a una mujer en el poblado de Tepetzintla, en el municipio San Juan Huactzinco, Tlaxcala. En otra acción, la madrugada del 27 de octubre cuatro hombres fueron detenidos durante cateos ejecutados en inmuebles ubicados en el centro de Tenancingo, Tlaxcala.

Las personas aseguradas en México fueron trasladadas a un Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO), no identificado, donde permanecerán en espera de que se continúe con el proceso de reclamo (extradición) por parte de las autoridades estadounidenses, por su probable participación en el delito de Trata de Personas, conocido como «La Esclavitud del Siglo XXI».

Related posts

Han avanzado las mujeres en Tlaxcala, pero todavía están en desventaja al ocupar cargos importantes

Redacción 385

Aprueba PRD a Ricardo Anaya como su candidato presidencial

Redacción 385

Las dos «pequeñas» imprecisiones en el spot de Peña Nieto en Tlaxcala

Redacción 385

Leave a Comment