385 Grados
Opinión

Apuntes… Con Claudio Cirio Romero

Campos y los CECYTE

Le pregunto a mi sobrino si en su escuela, el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Tlaxcala 06 de Tepeyanco no pusieron una lona que dice “¡¡Fuera!! Campos” (así con doble signos de exclamación, propio del lenguaje feis). Entonces su mamá se apresura a responder por él y dice que sí hay una.
Él, como siento que piensan la mayoría de los muchachos de su edad, me dice que si lo invitaran a protestar o cosas así no iría y mejor se pondría a jugar futbol.
Referencia que contrasta con lo reportado por El Sol de Tlaxcala en su cuenta de Facebook, el viernes pasado, que acompaña tres fotos con el siguiente texto: “Alumnos del plantel #Texcalac del #Cecyte se manifiestan en contra de la designación de Manuel Campos Bárcenas como director de su plantel.” O sea que estos muchachos no serían como mi sobrino, sino que sí les interesaría la grilla (no puedo llamarla política) en sus centros de estudio.
Hasta el momento que escribo estos Apuntes, unas 144 reacciones tiene el post y varios comentarios, de los cuales la mayoría hablan bien de Manuel.
Lo llamo así, sólo por su nombre, porque hombre sencillo que es él no necesito darle ningún título, además de que es mi amigo y simpatizo críticamente con su lucha desde los años en que surgió el llamado Movimiento de Bases Magisteriales, allá por los noventa y su figura emergió como la de uno de sus principales dirigentes.
Entonces desde dónde se ha enderezado esa campaña, en contra de Manuel Campos, nos preguntamos. Ya que por ejemplo podemos ver un gran activismo de gente como Mariano Cuatecontzi, que en su perfil de Facebook dice ser “Coordinador Académico en Cecyte 16 Tlaltelulco” que ha publicado fotos de la lona en que manifiestan su rechazo al nombramiento arriba mencionado, colocada en varias escuelas.
Y no se deja mucho espacio para hacerle al adivino ya que el lunes 10 de octubre aparece en la prensa local un desplegado firmado por Zenón Ramos Castillo y Eligio Chamorro Vázquez, Secretario General del Sindicato del “CECYTE-EMSAD-CTM” y Secretario General Sustituto de la CTM en Tlaxcala, respectivamente, en el que denuncian que la ya citada designación del que llaman “C. o señor” Campos como director y de Margarita Rodríguez Lezama como subdirectora, es “ilegal” y exigen, supongo que al gobernador del estado y al Secretario de Educación, que los declaren “nulos”.
Independientemente de que tengan o no razón al respecto de lo que consideran se violentó en la normatividad interna del subsistema educativo (¡como que no les veo pinta de paladines de la legalidad sino más bien de lo contrario!) la pregunta central es lo importante, por qué instrumentar una campaña desde el sindicato, en todas las escuelas que controlan, contra un profesor que si se ha distinguido por algo es por su lucha porque la gente pobre acceda a la educación.
Entiendo yo que soy sociólogo que sienten, a raíz de la incorporación de seis escuelas creadas por Manuel y sus seguidores, al subsistema CECYTE, amenazados sus intereses personales. En términos llanos sienten que la presencia de ese gran líder, es un peligro al control que tienen de ese coto de poder que les da el sindicato. Y no andan equivocados, porque así como fue capaz de levantar a las bases de los maestros para luchar por mejores condiciones laborales y salariales, cosa que se logró en buena medida por su gran capacidad política, es muy probable que su ejemplo cunda en la mayoría de los académicos decentes que componen el colectivo que tiene a cargo la educación preuniversitaria de 32 centros escolares.
O sea que tienen enfrente, en un superficial análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) dos elementos que los atemoriza (debiera escribir aterroriza). El primero es interno y lo tienen identificado, que es la presencia de Manuel Campos, sus seguidores y su ejemplo de lucha democrática; desde luego lo ven como una posible debilidad. Pero el segundo me parece que no lo contemplan y que si son inteligentes debieran de darse cuenta que es al que debieran ponerle más atención y amoldarse a los nuevos tiempos y es el de que por ley (Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y la ley local respectiva) los sindicatos son ya “Sujetos Obligados” de transparencia. Transparencia que resultará a mediano y largo plazo un acicate para su necesaria democratización. Lo que debieran ver como una oportunidad y no tanto como una amenaza.
Nota al margen. Si quieren saber un poco quién es Manuel Campos (que habría sido el candidato idóneo de morena a gobernador), les sugiero sobre todo a los más jóvenes la entrevista que en agosto del año pasado publicó la Revista Momento, realizada por Carlos Avendaño.

e- mail: ccirior@yahoo.com.mx
Twitter: @ccirior

Related posts

La CNTE: un momento histórico…

385 Grados

Otra mirada… Las posaditas mexicanas

Redacción 385

Aquí Xicohténcatl… ¿Qué pasa con nuestros niños?

Redacción 385

Leave a Comment