385 Grados
Reportajes Especiales

Salva la vida de milagro en la Huamantlada, y no descarta volver a enfrentar al toro

“Hoy soy famoso, y como los toreros me retiro”: Leopoldo de la Cruz

Maire PISCIL/ Aunque no de oro ni de seda, mucho menos figura de oropel, Leopoldo de la Cruz Espinoza se piensa, se siente y se sueña torero.

Frente al toro, el de Huamantla se transforma en torero. Esa trasmuta le ha dejado más de 30 puntadas como marcas en su piel. Su más reciente incursión lo puso al borde de la muerte, muchas personas, sobre todo, en las redes sociales ya le habían puesto hasta en la presencia del Señor.

Leopoldo da la Cruz Espinoza de 39 años de edad, es uno de los más de 250 mil visitantes que acudieron a la “Huamantlada” en su edición número 62. También, fue parte de la lista de 16 heridos que dejó la capea más grande de México, al recibir una cornada en la yugular.

Después de recuperarse dos semanas en el Hospital Regional de Tzompantepec de la Secretaría de Salud (SESA), de lo que fue la segunda herida que le propinó un toro y que lo dejó al borde de la muerte, Leopoldo, de oficio albañil, relató “En la entrevista con Constanza” que se transmite a través de la Tres 85 La Radio Exterior de Tlaxcala,  lo que vivió momentos antes de ser embestido.

Desde los 20 años, recuerda, asiste al festejo que se realiza en el también nombrado Pueblo Mágico, para sentir esa adrenalina de estar frente al toro, así como los toreros, dice.

Aunque reconoció que él no tiene carrera profesional como los matadores: “me gusta” participar. Y antes de que sonara el tercero de los cohetones que anunciaba que serían soltados los 28 astados en el circuito de 17 calles, en el municipio de Huamantla, conoció al animal que minutos después  se convirtió en su verdugo.

Antes de entrar –aceptó-: “tome seis latas de cerveza para saciar la sed de la cruda, porque desde el viernes tomé, en la noche de los burladeros, después, en la mañana pasé a visitar a la Virgen de la Caridad y me puse en sus manos, le pedí que me cuidara; presentí algo”.

Siguió: “conocí antes al toro, lo  pasé a ver con mi primo; era pinto, nos cayó de raro y dijimos: va a estar bueno. A 30 metros nos encontramos a unos amigos, permanecimos, escuchamos los cohetes”.

huamantlag

En el ambiente, quienes están en los burladeros animan a quienes “envalentonados” se enfrentan al toro, incluso las mujeres mandan besos y eso me motiva.

Enfundado con una playera negra con un toro de color rojo en la espalda, logra burlar en tres ocasiones al astado, su error –piensa- fue darle la espalda, al voltear lo tenía a dos metros, no le dio tiempo poner a salvo su integridad.

De inmediato, lo que pasó por “mi mente fue ya me tocó; pero me bota, me revuelca y se va”.  Sin embargo, no fue así, se ensañó con el hombre que  cayó  al piso inconsciente, –afortunadamente- esa situación le permitió no sentir como uno de los cuernos del animal penetró su cuello y de inmediato brotó un gran chorro de sangre y miles de personas que vieron el video en redes sociales, lo dieron por muerto desde ese momento.

La habilidad de uno de los asistentes de taponear la herida, le salvó la vida y logró llegar al hospital Regional de Tzompantepec, donde médicos le dieron la atención que hoy le permite contar su historia, muchos lo  califican como un milagro de Dios; aseguran tiene una misión para él.

Las críticas, las voces de expertos, incluso de artistas mexicanos que piden desaparecer la Huamantlada, son respetables, consideró, pero para él el festejo debe continuar, porque se genera una derrama económica importante no sólo para el municipio sino para el estado, pues llegan miles de turistas locales, nacionales e internacionales.

Su supuesta muerte no le espanta, pero lamentó, sí afectó a familiares cercanos, a sus dos hijos de 10 y nueve años, quienes le pidieron “no pensar con los pies sino con la cabeza”.

Por lo pronto, dice que las gráficas y los videos lo han vuelto famoso y hoy “como los toreros me retiro”, pero no descarta que en agosto de 2017 vuelva estar frente al toro para sentir, otra vez, esa adrenalina, como quienes se visten de luces.

Related posts

Tlaxcala, de los estados con mayor concentración de mujeres con SIDA

Redacción 385

Se disputan jovencitas “pomos” con bailes eróticos en bar de Tlaxcala capital

Redacción 385

Prepara Iglesia denuncias penales contra falso obispo

Redacción 385

2 comments

Leave a Comment