385 Grados
Reportero Ciudadano

Estallan presuntos actos de corrupción en Sedesol Tlaxcala

Gabriela MARTÍNEZ/Presuntos actos de corrupción estallaron  en la delegación de la Secretarìa de Desarrollo Social (SEDESOL) delegación Tlaxcala, luego que el diario nacional el Universal puso al descubierto que se cobran becas con beneficiarios fantasmas, y negligenc ia en la muerte de menores.

Cabe recordar que recientemente la hija del gobernador Mariano González Zarur, Mariana González Foullon asumió la rienda de esta delegación federal, pero hasta el momento no ha fijado alguna postura, y si iniciará una investigación a fondo para determinar si hubo actos de corrupción de funcionarios actuales o ex funcionarios.

Precisar que anterior a la ex presidenta honorífica del DIF estatal, la antecedieron en el cargo otros personajes.

El rotativo nacional basa su reportaje periodístico en las denuncias de padres de familia de que su hijo seguía en las listas oficiales de la estancia infantil “Convención”, pese a que ya no asistía.

El reportaje de El Universal.

Una tarde de febrero Norberto Hernández acudió a la estancia infantil “Convención” del municipio de Cuapiaxtla para recuperar los papeles de su hijo porque semanas antes había suspendido su asistencia. Al revisar los documentos, constató que el menor seguía en la lista de estancia a pesar de su ausencia.

El trámite puso al descubierto presuntos actos de corrupción en por lo menos 20 casos similares, según datos internos, pues los menores continuaban en las listas oficiales para que las estancias mantuvieran el cobro de 900 pesos mensuales enviados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) por cada niño inscrito en el programa de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras.

De acuerdo a las reglas de operación, la dependencia entrega mil 800 pesos cuando el niño tiene alguna discapacidad.

A las irregularidades detectadas, se sumó la muerte de un menor de un año y dos meses de la estancia “Los Pequeños Bodoques” del municipio de San Pablo del Monte, limítrofe con el Estado de Puebla luego de que se asfixió al tragar.

Una enfermera que lo atendió en el Hospital General de Tlaxcala dijo a la madre del menor fallecido, Verónica Calvario, que le encontraron trozos de coliflor en el estómago, pero el certificado médico dice que la muerte se debió a un “choque séptico secundario o gastroenteritis infeccioso”

Ningún funcionario de la Sedesol Tlaxcala o la directora de la estancia fueron investigados porque ni el certificado ni en el acta de defunción CF-UITLAX/32/2016 fechada el 18 de marzo del 2016, se mencionó que el niño procedía de una estancia de Sedesol y tampoco que su agonía comenzó en ese centro de cuidado.

Para deslindar a la Sedesol, la entonces coordinadora del programa en Tlaxcala, Tomasa Maricela Flores Rosas, hizo firmar a la directora de la estancia infantil, Araceli Romano, una carta -cuya copia está en poder de El Universal- en la que afirma que el menor estaba inscrito como particular por falta de inscripciones y por lo tanto la Sedesol no era la responsable de la muerte del menor.

En lo que va del año se han reportado siete decesos en estancias incorporadas a la Sedesol en el país, la mayoría por ingesta de alimentos, asfixia, falta de cuidados o caídas.

Los niños ausentes. 

El caso descubierto por Norberto fue la cascada de situaciones similares. Los datos obtenidos por una investigación interna revelaron que la responsable de la estancia entregaba documentos a un trabajador administrativo de la delegación identificado como Víctor de la Peña, quien ingresaba los datos del menor, a pesar de que el trámite es personal.

La investigación interna arrojó que para las inscripciones, el servidor público solo pedía la clave Única del Registro de Población (CURP) y la credencial del INE de la madre de familia, sí como la CURP del menor.

Cuando el personal de la delegación descubrió los actos irregulares acudieron a cerrar la estancia y documentaron por lo menos 20 casos en condiciones similares, de un total de niños atendidos en la estancia.

En el cotejo de los datos también detectaron la inexistencia de domicilios, así como nombres presuntamente falsos de las personas responsables de pasar por los niños.

Enseguida visitaron a los padres de familia, cuyos hijos estaban inscritos en la estancia “Convención” y encontraron que los niños ya no asistían a la estancia por lo que decidieron dirigirse al titular de la Sedesol.

Tomasa Marisela Flores Rosas era la responsable del programa estatal y afínales de abril tomó unos días de vacaciones para regresar el 5 de mayo como sub delegada administrativa con lo que automáticamente asumió el cargo como encargada de la Sedesol.

El dos de septiembre Flores Rosas fue separada del cargo y en su lugar asumió Mariana González, hija del gobernador Mariano González Zarur.

“La casita feliz”. 

En la fiscalización interna se detectaron otros casos, en la estancia “La Casita Feliz”, situada en la colonia San Sebastián Atlahapa, del municipio de Tlaxcala, donde algunas madres denunciaron que sus hijos seguían en las listas oficiales.

Temerosas  de alguna repercusión lega en su contra escribieron cartas al entonces secretario de Desarrollo Social José Antonio Meade, para pedir su colaboración e investigar la coordinación de estancias infantiles en Tlaxcala y al centro “La Casita Feliz”, ya que de forma ilegal han falsificado mi firma en las listas de asistencia de mi hijo Cristian Damián Díaz Gómez, toda vez que yo nunca he firmado lista alguna de asistencia de mi hijo.

“El único documento que he firmado ha sido la inscripción de mi hijo cuyo original se quedó la maestra”, escribió Anita Díaz Gómez el 17 de marzo y detalló que su hijo asistió solo unos días en diciembre del 2015.

Otra carta entregada a personal de la Sedesol Tlaxcala, cuyos portadores prometieron enviar a la oficina central, denuncia que “sin su consentimiento y autorización firmaron listas de asistencia de mi hija Dulce Paola Hinojoza Serrano, ya que en el mes de noviembre que la inscribí nunca firmé una lista de asistencias”.

Pilar Serrano Zamora expuso en su carta que su hija acudió a la estancia en noviembre y unos días de diciembre 2015. Mencionó que el único documento que firmó fue la inscripción de su niña “que de forma particular y con su contacto en la delegación tramitó la maestra de la institución Gloria María Ramos Arellano”.

Fuente:http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2016/09/14/cobran-becas-de-sedesol-con-ninos-fantasma-en-tlaxcala

 

Related posts

Da respuesta inmediata Policía Municipal de Chiautempan y frustra saqueos en dos tiendas de autoservicio en el centro.

Redacción 385

Despiden con pase de lista a policía que falleció en accidente

Redacción 385

Pernoctan automovilistas para verificar sus unidades

Redacción 385

Leave a Comment