385 Grados
Opinión

La Otra Resistencia… México después de Trump

Mexicanos, personas susceptibles, impulsivas, alborotados, de mecha corta y otros adjetivos que evidencian nuestros brios naturales, por desgracia, influenciables hasta el tuétano.  Es muy posible que el discurso xenófobo del candidato Donald Trump pueda herirnos, a nadie le gusta que le llamen delincuente u holgazán a un connacional, si, connacional, una persona de la misma procedencia territorial, alguien que se tuvo que ir del país por que el régimen oligárquico no da para una distribución económica justa; alguien que tuvo que solucionar sus problemas en otro territorio en dónde no está su familia y alguien que se fue decepcionado de este gobierno.

Nosotros que permanecemos en este territorio dominado por el Estado mexicano, somos bombardeados de información propagandística en favor al Partido Demócrata estadounidense, la cara fea de Trump aparece mil veces en los medios repitiendo, ¡tu eres un delincuente! ¡a ti te mandaron porque eres de lo peor en México! ¡no te queremos aquí! Mientras que Hilary Clinton luce su sonrisa enfermiza, consintiendo los oídos de miles de familias clase medieras, esa clase que es la materia prima, extraíble desde la raíz para ser condicionada y acariciada al tiempo que crece fuerte y consumista. Así, consumimos información parcial, objetiva en función del neoliberalismo clamado por el partido demócrata y los partidos de derecha y centro mexicanos; nos seguimos enojando, se alimenta nuestro patriotismo, exigimos nuestro derecho a seguir mandando gente en precariedad a cruzar el desierto y aquella frontera, es indignante que ya no nos dejen ver muertos y violaciones en la travesía, clamamos porque el presidente Peña Nieto haga algo, por fortuna, nos da Una dosis de nacionalismo, nos dice entre líneas, ¡luchen por su derecho al estancamiento económico!, ¡luchen por la no inversión a las nuevas industrias nacionales! ¡Luchen…luchen, contra dos gobiernos! Suponemos, que es una excelente solución.

Ahora luchamos contra dos gobiernos, nos tiene preocupados que Enrique Peña Nieto no reaccione bien ante los comentarios de Donald Trump, pero también nos preocupan las reformas estructurales, sí que tenemos sentimientos encontrados. Por otro lado, cuando levantamos la voz, nos escucha con gestos desdeñantes un posible gobierno (republicano) en el otro país, un gobierno que hará de sombra ante nuestros golpes, ya que jamás escuchará si aquí pasa o no pasa algo, mientras nos desgastamos gritándole, y aunque con el actual gobierno estadounidense (demócrata) es lo mismo, nosotros no seremos nada, al menos hasta que les interese invadir militarmente el territorio en que vivimos.

Reflexionemos, ¿Por qué luchar contra dos gobiernos, si se puede luchar contra uno y en casa? Digamos que la indiferencia de Trump hacia los mexicanos mientras no se encuentren en su territorio, nos encamina a una lucha interna, y no hablo de esa lucha intrapersonal sobre la voluntad de las personas con pocos recursos para quedarse en el país, sino de una lucha contra las políticas nacionales.  ¿Podría ser el candidato de los Republicanos un mal necesario para la política mexicana? Está bien, cambiemos la perspectiva, Trump podría ser un catalizador del cambio en México.

Pensemos en diferentes escenarios: Pasaron las elecciones, Donald Trump fue declarado ganador de una muy reñida contienda, el ambiente hispano está temeroso por las acciones racistas de los partidarios conservadores y muchas personas pretenden regresar a su país de origen, la política de los países del sur se tensa entre las izquierdas nacionalistas y las derechas neoliberales, las remesas reducen su emisión desde el extranjero y la paridad cambiara resulta un desastre a la baja, el acceso institucional a servicios básicos para los mexicanos es demasiado intrincado y las personas que están llegando a México necesitan medicinas, dinero y vivienda, los campesinos y obreros conforman asociaciones que toman acciones de protesta en la embajada estado unidense, etc. Veamos la situación:

 

Retorno de los migrantes: Existen 34.6 millones de personas de origen mexicano en E.U, el 26% de ellos son pobres1. Una ola de mexicanos que no tienen acceso institucional a la cobertura de salud e integración de empleo en los programas gubernamentales regresa al país en condiciones críticas, el gobierno mexicano se ve en obligación de crear programas que favorezcan la situación de los connacionales recién llegados y a largo plazo, ya que de no ser así se podrían elevar los ciclos de protesta social debido a la inconformidad.

 

Los trabajadores: El número de trabajadores agrícolas y rurales desempleados con la necesidad de regresar a México es grande, y empiezan a unirse con las diferentes confederaciones campesinas y obreras existentes o creando otras nuevas para hacer presión al gobierno, junto con organizaciones civiles, exigen inversión nacional al sector agroindustrial, energético y  nuevas ramas.

 

Economía: Se da una desaceleración de la economía propiciada por la reducción de remesas y de los nuevos programas proteccionistas hacia los nuevos residentes y reinstalados en el país. El poder adquisitivo de la moneda mexicana sigue bajando, esta depreciación y el poco desarrollo, vulneran a la clase media y baja hacia nuevas problemáticas que los hacen más proclives al estallido social, el gobierno al verse obligado, promueve  e invierte en los sectores industriales de la nación. Pero no todo es malo, las violaciones al TLC ya están surtiendo un efecto inverso para E.U2, las sanciones de México hacia tal país por el cobro superfluo de aranceles cubre en mayor medida y constantemente las consecuencias del bajo envío de remesas, estos medios son medidas que toma México vía un mecanismo de solución de controversias del TLCAN en el cual se cobran aranceles a importaciones estadounidenses por un monto equivalente al daño ocasionado al país3.

 

Corrupción: Después de que los candidatos priistas de Chihuahua, Quintana roo y Veracruz fueran destituidos, el gobierno priista endureció su política anticorrupción y controló mediante el mismo mecanismo a los demás gobernadores del partido, ya que el miedo a la revuelta social y a los nuevos ciclos de protesta de los migrantes retornados hace actuar a la clase política con mesura en sus corruptelas para mantener la gobernabilidad, cuestión que imitan los demás partidos.

 

Política: con el retorno masivo, las filas de los partidos de izquierda como Morena se ensanchan, ya que el discurso proteccionista que utiliza es del interés del nuevo electorado; no obstante, también nuevos partidos nacen de las confederaciones obreras y campesinas y la oposición institucional se amplía mejorando el sistema democrático electoral del país.

Resistencia social: Los movimientos antisistémicos cobran fuerza, una victoria llega con ellos cuando Trump Triunfa, y es que él es  el elemento tambaleante tanto del capitalismo financiero como de la explotación terrestre y obrera en territorios extranjeros, ya que no dejó que se completara la negociación más ambiciosa del neoliberalismo, el Acuerdo de Asociación Transpacifico (TTP), cancelada esta negociación, la resistencia celebra el siguiente paso en proceso, echar atrás la Asociación Trans Atlantica para el Comercio y la Inversión, (TTIP) por sus siglas en inglés también, que si bien, igual es ambiciosa, es el proyecto más amplio de libre comercio abarcando a 28 países. Estas cancelaciones dieron paso a que los modelos alternativos de mercado surgieran con fuerza en los diferentes países ya que las transnacionales se han retirado.

Y así podríamos seguir extendiéndonos con los efectos positivos a largo plazo para México, tal vez sea motivo de otra columna el extenderse, sin embargo no todo es odio, por eso iniciamos siendo objetivos, hablamos de los efectos para el territorio dominado por el estado Mexicano, no de los efectos que las personas de origen mexicano pasan en E.U, ni de su política interna. No hay que subestimar el dominio de los republicanos en un escenario como este, ya que las consecuencias serían muy graves para su país, la violencia racial va en ascenso y no solo las personas de origen mexicano serian afectados en territorio estado unidense, sino todos los que tengan origen en un país latino, árabe, asiático o africano. Sin embargo los gobiernos nacionalistas en principio no tienen como objetivo la expansión, sino aislarse y emerger como una nación son un sistema de valores precisados fisiocráticamente, a comparación de la política expansiva financiera y transnacional de los demócratas, que le sigue haciendo mucho daño a lo que ellos tienen por concepto como países del tercer mundo o periféricos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Related posts

Aquí Xicohténcatl… Que ahora sí van a limpiar el Zahuapan

Redacción 385

Opinión…PRESUPUESTO 2019 por Aurora Arenillas

Redacción 385

Aquí Xicohténcatl… Esto urge

Redacción 385

1 comment

Leave a Comment