385 Grados
Opinión

Apuntes… Con Claudio Cirio Romero

Ixpule

Hasta la página 69 de su novela gráfica, que lleva por nombre el título de nuestros Apuntes de hoy, me han dejado ver EFS y Sareki.
Los conocí allá por el 2011 con su entonces proyecto de comic, “Ek Balam” y hemos cultivado una amistad fundada en el apoyo mutuo y solidario, por eso es que escribo esto para seguir en esa brega que nos une por el gusto a los libros y la cultura en general.
Resulta que una adolecente citadina sopla fuertemente un “diente de león” dorado y en medio de un torbellino se aparece Ixpule, un guerrero de la diosa Xochiquetzalli que trae consigo una gran misión en la que la intervención de la “Princesa del viento”, o sea Sara, la chica que ha permitido con su deseo al soplar las semillas de la enigmática flor, que aquel recupere su esencia humana y regrese al plano del tiempo y el espacio actual, del que fue expulsado por Tlaltecuhtli en tiempos inmemoriales.
Abrevan los autores del trabajo que comento, como puede uno darse cuenta con facilidad, de la mitología mexicana o prehispánica en general, mostrando la enorme riqueza que hay ahí y que no ha sido aprovechada más que marginalmente. Hay que ser un gran apasionado de algo, en este caso de la cultura del comic, como EFS, para que ideas sencillas se materialicen y tengan utilidades tan nobles, como el esparcimiento inteligente vía este tipo de materiales.
Hay que acercarse a ”Comictlan” y a sus productos originales para comprobarlo. No sólo su producción bibliográfica que cuenta ya con dos comics y dos libros de arte, si no me equivoco; sino además a por ejemplo sus peluches con personajes creados y diseñados por ellos mismos, que en verdad son un deleite.
Y en buena medida este trabajo se ha hecho visible gracias al enorme talento de Sareki, la ilustradora de planta de la empresa naciente en este rincón mexicano que es Tlaxcala.
Tlaxcala, cuyo tamaño territorial es diametralmente inverso a la grandeza de su historia y su importancia en la construcción de este país, no sólo en la mal entendida alianza (que nunca subordinación) con Cortés y su ejército en los tiempos de la conquista, sino en la serie de diásporas tlaxcaltecas para colonizar el norte del país y otros territorios, como bien lo corroboran ahora los libros de historia que recuperan esas proezas.
Pero decía que es el innato talento de Sareki, autodidacta ella, el que puede uno disfrutar en los trabajos de Comictlán. Talento que por cierto no se ha quedado o limitado a la autoproducción sino a la suma en otros propósitos, como el que hicimos juntos en la versión comic de “Burbujas de la transparencia”, obra de teatro que Rogelio Paredes y la compañía teatral “Por qué” realizaron para el órgano garante de la transparencia en Tlaxcala que buscaba luchar contra la cultura de la opacidad imperante, con su superhéroe “Súper DAI”.
Privilegiado es uno, al poder disfrutar poco más de una tercera parte de lo que será la novela gráfica “Ixpule”. Veo ahí desde las primeras páginas el dominio que se tiene ya del genero comic por parte de sus autores. Es en verdad agradecible la limpieza de los dibujos de Sareki que nos muestran a una profesional en todo el sentido de la palabra. Pensando por ejemplo en el monero de La Jornada, “Hernández”, que viene compartiendo en twitter el trabajo creativo del segundo libro de su novela gráfica sobre el “Che Guevara”, considero yo que ella asume con el mismo compromiso artístico el dibujar a un magnífico guerrero alado, un grupo de chaneques y una bella “Xilonen”, diosa del maíz tierno (jilote) que prometen una magnífica historia.
Por ello es que resulta importante apoyar el proyecto, para lo cual se ha creado ya un ejercicio de fondeo público en: https://fondeadora.mx/projects/ixpule (ante la falta de apoyo de las instituciones) de la obra en la que uno puede cooperar desde 50 pesos. Poco estamos acostumbrados a este tipo de autofinanciamiento y debemos ver que es una vía realmente generosa. Mientras yo espero mocharle algo a mi próxima quincena e invito a quienes lean estas líneas a hacer lo propio.
Nota al margen. Lo volví a ver hace poco en una cena y me preguntaba por mi hijo Leo, que asistió a algunas sesiones del taller de cine que impartía en el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura; hoy miércoles 24 de agosto me entero que ha fallecido Fernando Castillo y entristezco un poco aunque me resisto a poner una lagrima como punto final.
e- mail: ccirior@yahoo.com.mx
Twitter: @ccirior

Related posts

Materia oscura con Arturo Juárez

Redacción 385

Las estancias infantiles: entre lo urgente y lo importante

385 Grados

Opinión 385… ¿Y la justicia cuándo?

Redacción 385

Leave a Comment