385 Grados
Opinión

Opinión 385… El expediente clínico

Los datos personales son la información numérica, alfabética, gráfica, acústica o de cualquier otro tipo que concierne a una persona física, identificada o identificable. De acuerdo a su naturaleza los datos personales se dividen en diversas categorías como lo son: Los datos informáticos, patrimoniales, laborales, académicos, migratorios, jurisdiccionales, biométricos, identificables y de salud. 

Muchos de éstos a su vez se catalogan como datos de carácter sensible, esto es, aquellos datos que hagan referencia a las creencias religiosas, filosóficas, morales, étnicos, vida sexual o salud, motivo por el cual se encuentran especialmente protegidos.
De conformidad con la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, se entiende por datos sensibles “aquellos datos que afectan la esfera más íntima de su titular, o cuya utilización indebida puede dar lugar a discriminación o conlleve un riesgo grave para éste”.
Entre los datos de carácter sensible encontramos los datos relativos a las cuestiones de salud, tales como: el estado de salud, enfermedades, historial clínico, aspectos psicológicos, psiquiátricos, genéticos, hereditarios, entre otros.
De tal suerte, que en la mayoría de los casos, los datos concernientes a las cuestiones de salud se encuentren generalmente en el “expediente clínico”, el cual tal y como lo refiere Salomón Vargas es un repositorio de los datos del paciente, que se almacenan e intercambian de manera segura, y puede ser accesible a múltiples usuarios autorizados, que se caracteriza por tener información retrospectiva, concurrente y prospectiva, con el fin de soportar de manera continua, eficiente, con calidad e integral la atención y cuidados de salud”.
Derivado de sus finalidades, uso, funciones y propiedad, el expediente clínico, es un documento de carácter confidencial, cuya apertura o divulgación requiere del consentimiento del titular o paciente.
En este sentido, la Norma Oficial Mexicana NORMA NOM-004-SSA3-2012 establece que el expediente clínico “es un instrumento de gran relevancia para la materialización del derecho a la protección de la salud. Se trata del conjunto único de información y datos personales de un paciente, que puede estar integrado por documentos escritos, gráficos, imagen lógicos, electrónicos, magnéticos, electromagnéticos, ópticos, magneto-ópticos y de otras tecnologías, mediante los cuales se hace constar en diferentes momentos del proceso de la atención médica, las diversas intervenciones del personal del área de la salud, así como describir el estado de salud del paciente; además de incluir en su caso, datos acerca del bienestar físico, mental y social del mismo”.
Asimismo, una cuestión característica de dicha norma es que reconoce la titularidad del paciente sobre los datos que proporciona al centro hospitalario o doctor, en especial sobre aquellos que refieren a su identidad personal y padecimiento.
Es importante destacar que ello deriva del derecho que tienen todos los pacientes de acceder y obtener la información contenida en dicho expediente, con excepción de aquella que pueda causar un daño a terceras personas.

Edgar González Romano.
Comisionado de la CAIPTLAX.
Facebook: Edgar Gonzalezromano
Twitter: @licromano

Related posts

Apuntes… Ieshúa y Valeria   

385 Grados

Apuntes… Saldívar y la verdadera justicia 

385 Grados

Aquí Xicohténcatl…Entre corrupción y clausuras avanza lentamente la verificación vehicular en Tlaxcala

Redacción 385

Leave a Comment