385 Grados
Opinión

Materia oscura con Arturo Juárez

Los hechos.

1. Juno, la sonda espacial enviada por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) a Jupiter, arribó a este colosal planeta recien la semana pasada, después de cinco años y trás un recorrido de 2, 700 kilometros. Escapó de la gravedad terrestre.

¿Por qué es importante?

Por el simple hecho de que somos humanos y deseamos conocer, saber, aprehender nuestro entorno; palabras de Fridtjof Wedel-Jarlsberg Nansen –un explorador y premio Nobel de la Paz- utilizadas por uno de los tantos medios informativos mundiales que dio cuenta de tal proeza humana a niveles intergalácticos.

2. Una célula del grupo Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS) asesinó a José Jaime Barrrera Moreno, integrante de la comunidad de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en ese mismo lugar académico a finales de junio pasado.

¿Quiénes son ellos?

Según versa en sus comunicados, han decidido reivindicar los instintos primarios, y salvajes (obviedad) del ser humano; en un afán de destruir a la civilización tecnológica pasando por todos a quienes consideran viven bajo el yugo de la tecnología y el artificio.

Las anécdotas.

Cesó el desplazamiento del timeline de Facebook.

Recuerdo dos momentos: aquella publicación en la misma red social: una investigadora en temas de sustentabilidad y desarrollo, a días de la muerte de Roberto Gómez Bolaños, el cómico; daba cuenta de su acrimonia a tal acaecimiento, al informar sobre su actual lectura de un renombrado novelista y su escucha de otro no menos reconocido compositor de música clásica, y remataba, (parafraseo) ¿por qué a quién le importa quién fue Chespirito?

Bien.

Regreso varios años. Durante la visita de un gran amigo, por una u otra razón, conocimos en madrugada de domingo a una tercia de jovenes, mujer y dos hombres. Apostados en una banca del zócalo capitalino, Tlaxcala, departían el contenido de una botella de aguardiente, oportunidad no desaprovechada por mi acompañante ante nuestra falta de efectivo.

Nuestros ahora cofrades, explicaban su estado, hallábanse varados en estas tierras posterior a una fiesta clandestina de música electrónica; provenían de en ese tiempo el Distrito Federal, y también ante su falta de liquidez monetaria de ir con sus humanidades a un mejor sitio, no encontraron mejor alternativa que esperar el primer autobus de regreso en el parque público. Reivindicaban como estilo de vida el ‘techno’, osease en la dispersión, en la voluptusidad del buen o mal vivir, en el nomadismo, vaya, nos decían.

Les citamos a Hegel, Marx, y como ejemplos un poco más concretos al ‘sup Marcos’, sobre lo que fue el ’68’ y la importancia del compromiso con las causas sociales. Mierdas, nos dijeron; ilusiones del cerebro que van a dar a la nada, concluyeron.

Tuve que controlar los impulsos de mi amistad, más comprometido con la igualdad social que yo, y sí, también, con los elixires etílicos. A ‘madrazos’ deseaba convencer a los muchachos de no “andar así por la vida, sin razón de ser, sin ideales, sin entusiasmo”.

Finalmente, los defensores del nihilismo sin saberlo, consideraron que era hora de proseguir su camino, incierto sobra decirlo.

Como muestra de amistad, nos obsequiaron el último trago de aguardiente y su maltrecho paquete de Delicados; asimismo, e involuntariamente, la bolsa con cannabis que dejaron olvidada debajo de donde se encontraban sentados.

Tecnología, estados trascendentales y amaneciendo, la nada.

Nosotros fuimos a buscar algo que asemejara ser un desayuno. 

Related posts

La séptima jornada… El nuevo tablero de ajedrez

Redacción 385

Otra mirada… Cultura de sacrificio

Redacción 385

Otra mirada… Creernos dueños

Redacción 385

Leave a Comment