385 Grados
Opinión

La Casa del Jabonero…El reto de Lorena Cuellar

La Casa del Jabonero…El reto de Lorena Cuellar

Hace años el priista Mariano González Zarur se desgarraba las vestiduras y alegaba fraude en la elección que fue vencido por su compañero de partido, Hector Ortiz Ortiz.

Es más, hasta vino a Tlaxcala la poderosa Beatríz Paredes Rangel para argumentar que tenían pruebas contundentes.

Nada pasó, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó la elección que ganó el panista Héctor Ortiz por apenas un punto porcentual, y con ello dio paso al segundo gobierno de la alternancia.

Mariano González Zarur se retiró de la escena política y se refugió en el Congreso de la Unión, desde donde preparó su regreso para ganar en una segunda ocasión la gubernatura y cobrar venganza de la afrenta recibida en las urnas por el ex rector de la UAT.

Ahora la perredista Lorena Cuellar vive una situación similar, pues argumenta que le robaron la elección y que ella ganó.

Lo cierto es que lo oficial es que el Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) ya le dio el primer revés, y ante la aparente debilidad de la impugnación, todo parece indicar que el TEPJF ratificará el triunfo de Marco Antonio Mena.

El magistrado presidente del TET, Hugo Morales Alanís está muy seguro de que sus resoluciones no sufrirán algún revés en la siguiente instancia a la que recurrirán los actores protagonistas, en este caso la Sala Regional y posteriormente la Sala Superior del TEPJF, y hasta se permitió darles una clase de derecho electoral a los abogados de Cuellar.

lorena4

La perredista debe hacer un alto en el camino y analizar los errores que le impidieron ser hoy la gobernadora electa, púes pese a que no tenía un partido fuerte, el cual agarró en un quinto lugar tras la elección federal, fue la principal amenaza para el PRI y sus aliados.

Los errores iniciaron desde el registro de la candidatura común con el PT, la cual fue rechazada por los consejeros electorales tras ser extemporánea, y se fueron acumulando por la disputa del control de su campaña entre grupos internos.

Según versiones recabadas, el presidente del PRD local Manuel Cambrón y el súper asesor de apellido Cánovas estuvieron a punto de llegar a los golpes, lo que provocó divisiones, mientras en el PRI se dedicaron a seguir el guión marcado por sus asesores en materia de comunicación.

Nadie se preocupó por descarrilar el tren priista, pero si descarrilaron la maquinaria perredista.

Es cierto que Lorena Cuellar tendrá que aguantarse hasta el final en su discurso del fraude, pero llegará el momento que tiene que apostarle a iniciar su segunda campaña, pensando en su regreso para contender nuevamente por la gubernatura y cobrar viejas afrentas como lo hizo Mariano González.

Los votos conseguidos por la senadora con licencia no son despreciables, y de proponerse puede ser una oposición inteligente y férrea al gobierno priísta de 4 años ocho meses.

En el escenario y el camino del PRI no se vislumbran en la oposición nuevas figuras que le hagan contrapeso, y si no empiezan a trabajar desde este momento, y siguen viviendo con la herida de la pasada elección, no habrá quien le impida al tricolor mantener el poder político en los próximos comicios.

 

La reflexión deberá ser su fiel acompañante y consultar con su almohada los pasos a seguir en estos cinco meses.

Se ve lejano, pero la sucesión inicia en los primeros minutos del uno de enero, tan pronto como las palabras de protesta del nuevo gobernador retumben en Tlaxcala.

Habrá qué ver si Lorena Cuellar hace un viraje de 360 grados en su estrategia, y le apuesta a ser la voz crítica de una administración que no tiene todo el respaldo ciudadano o se sigue lamentando de lo que pudo hacer y no hizo en este 2016. Requiere de quienes estén a su lado no le vendan discursos retóricos, sino cosas reales que se pueden hacer.  La decisión está en sus manos.

La del estribo…El aspirante de lujo del PAN…Resulta que el panista Alejandro Aguilar levantó la mano para ser candidato a senador, pero el político arrastra una pésima imagen como alcalde, sobre todo en materia de seguridad pública, con una gestión acusada de corrupción.

Y para variar entregó el poder municipal al PRI, y no fue capaz de hacer ganar a su esposa como diputada local.

*****

 

La última y nos vamos…El control del PAN desatará las mejores peleas de sus «tribus» azules para el manejo del partido. Por un lado una senadora  que le apuesta a no perder la supremacía con su ficha del diputado local Ángelo Gutiérrez,  y por el otro, grupos sedientos dispuestos a cobrar afrentas de según no haber sido tomados en cuenta en la pasada campaña. Ya la primera que sacó la cabeza fue la juez Claudia Pérez Rodríguez, ex aliada de Adriana Dávila, quien puede lograr el apoyo de panistas como José Gilberto Temoltzin, Aurora Aguilar, Miguel Ángel Polvo, Alejandro Aguilar, entre otros.

 

 

 

 

Related posts

No transparentar ni rendir cuentas incita a la violencia

Redacción 385

Otra mirada… Aniversario de la Constitución

385 Grados

La Casa del Jabonero…El PAN en Tlaxcala parece que navega sin rumbo

Redacción 385

Leave a Comment