385 Grados
Reportajes Especiales

Se cumple en Tlaxcala el ancestral ritual priísta de la sucesión

Jorge ASTORGA/El viejo ritual de la sucesión priista en Tlaxcala no podía faltar.  

Cientos de brazos se estiran y pelean para intentar abrazar a Marco Antonio Mena Rodríguez en una olla de entusiasmo, en donde el tlaxcalteca pese a la incomodidad para entregar su documentación como precandidato único, sonríe, disfruta su momento de ser prácticamente ya el candidato del PRI al gobierno del Estado.

Abriéndose paso entre el sudor y alientos que se podía percibir de cientos de simpatizantes en el atiborrado salón Joaquín Cisneros Molina, Mena Rodriguez logra llegar al lugar donde entrega los papeles que lo acreditan como precandidato, y posteriormente en la convención de Delegados en próximos días ser ungido como el gallo tricolor.

Unos teponaxtles y el ensordecedor ruido de priistas que están de fiesta lo reciben en el salón que lleva el nombre de uno de sus gobernadores ya fallecidos. 

Y Mariano González Zarur, el hombre que regresó al PRI al poder a Palacio de Gobierno tras el mandato de 12 años con el PRD y PAN en las personas de Alfonso Sánchez Anaya y Héctor Ortiz Ortiz, fue el gran ausente del convite, pero solo de manera física, pues su posible sucesor no se olvida en ningún momento de él, y advierte que seguirá con su legado de progreso y desarrollo para Tlaxcala.

 

Otros que no llegaron fueron Noé Rodríguez Roldán, Anabell Ávalos Zempoalteca y Guadalupe Sánchez Santiago, tres de los aspirantes a la candidatura tricolor, pese a que firmaron ante el jerarca Manlio Fabio Beltrones un documento de unidad y que respetarían la decisión, pero al final parece que no fue así, pues han guardado silencio ante la prensa. 

Lo que estuvieron para levantarle la mano fueron Ricardo García Portilla y Anabel Alvarado, quienes también estaban en la lucha, pero eso era lo de menos, ayer era su fiesta, y Mena se dejó querer, papachar, y hasta que le gritaran «Marco Gobernador». 

 

No estuvo  tan solo, pues fue acompañado de los dirigentes de los partidos Socialista (PS), Nueva Alianza (PANAL) y del Verde Ecologista de México (PVEM), los que conforman la coalición, la única hasta este momento. 

 

Militantes de diversos municipios, tales como Terrenate, Amaxac, Ixtenco y Huamantla, así como algunos presidentes  municipales de Nativitas e Ixtacuixtla le refrendaron su apoyo. “Marco, el PRI está contigo y seguiremos gobernando Tlaxcala con pasión”, fueron algunas de las palabras que retumbaron en el salón de fiestas. 

Posterior a su registro, el enviado especial del CEN, Ernesto Hendricks dio lectura a la carta que  el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, en la cual felicitaba a Marco por encabezar la coalición multipartidista, le dio todo su apoyo y lo exhortó a seguir comprometiéndose a favor de los tlaxcaltecas, lo que encendió otra vez el auditorio. 

Captura de pantalla 2016-07-06 a las 4.24.33 p.m.

Un elocuente y emocionado Marco Antonio Mena no dejaba de expresar una y otra vez que la unidad de los priístas será fundamental rumbo a las elecciones del 5 de junio, a fin de ser vencedores en la contienda y darle continuidad al trabajo realizado por el mandatario estatal, Mariano González Zarur.

“Asumo el compromiso de cuidar los resultados que han puesto a Tlaxcala en el mapa nacional. Mariano González Zarur ha posicionado al Estado en el camino claro del progreso y éste debe continuar”, expuso en un claro mensaje del discurso de la continuidad que pregonará en su campaña como candidato.

Tampoco se olvidó de quien dicen palomeó su designación, Enrique Peña Nieto, de quien dijo ha impulsado cientos de obras e inversiones que generaron mayores empleos en la entidad tlaxcalteca.

Al término de su discurso, se tomó la foto del recuerdo con todos los integrantes del presídium, aunque es de señalar que fue complicado para la prensa local desarrollar su trabajo, pues la presencia de los militantes que intentaban saludar a Marco Mena Rodríguez sobrepasaba la logística del evento.

 

Pese a eso, atendió a reporteros de los diversos medios de comunicación, a quien una y otra vez, dijo que en el PRI no hay divisionismo, y que vive un momento de fortaleza, y el momento de fortaleza se manifiesta con una candidatura de unidad, “vamos a trabajar para la convención y la efectividad del partido no debe ponerse en duda. Mantendremos la gubernatura”, fueron palabras repetidas como parte de un guión. 

Entre los asistentes estaban algunos diputados locales como Albino Mendieta Lira, quien llevo a su organización denominada “Xicohténcatl padre e hijo”, en recuerdo de su padre, el  otrora líder moral de los maestros en Tlaxcala, Albino Mendieta, quien muriera cobijado en los colores del tricolor, al igual que Florentino Ordoñez, quien se menciona puede ir a Chiautempan en busca de recuperar la alcaldía de manos del PRD, y uno de los personajes más cercanos al hoy precandidato a gobernador.

También acudió la diputada federal Rosalinda Muñoz, el recién nombrado titular de la Comisión de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Tlaxcala (CAIPTlax), Edgar González Romano y el hijo del gobernador del Estado, Mario González Aguirre, quien tampoco podía ocultar un rostro lleno de satisfacción y quien se menciona podría ir por la alcaldía de Apizaco.

A su lado siempre fiel, su compañera de batallas, y quien ahora es la presidenta del partido y quien lo acompañará en esta travesía, Gabriela del Razo Becerra. También está el ex alcalde de Chiautempan, Ángel Meneses Barbosa.

Mena se va rumbo a su vehículo, donde lo espera su familia.  

Momentos más tarde desde su cuenta personal del Facebook, de la cual es asiduo cliente postea: 

“Como hoy, en esta ocasión, estar juntos se impone, nuevamente, como signo de unidad. La unidad es y será la forma de vencer y la fuerza que nos hace ganar. Nuestro gran Partido es fuerte por la unidad entre nosotros, y la unidad se mantiene por la inclusión de proyectos, aspiraciones, puntos de vista. La pluralidad de pensamiento con un sólo propósito: continuar con el progreso de México y continuar con el progreso de Tlaxcala. Juntos #‎PorYParaTlaxcala”.

Y así termina el viejo ritual priísta. 

Así es la fiesta tricolor.

El PRI tiene ya candidato.

Hace cinco años fue Mariano González el protagonista.

Hoy es Marco Mena.

Related posts

«Padrote» de Tlaxcala obligaba a mujeres a proporcionar 40 servicios sexuales en un día

Redacción 385

Defiende Ricardo Anaya la renta universal a los mexicanos

Redacción 385

Supera Ríos Piter apoyo ciudadano en Tlaxcala

Redacción 385

Leave a Comment